Hasta el Tercer Tribunal Oral en lo Penal de Santiago llegó el excandidato presidencial del partido Unión Demócrata Independiente (UDI), Juan Pablo Longueira, quien declaró en calidad de testigo en el caso Corpesca, donde aprovechó la oportunidad para dar su versión sobre cómo era el financiamiento de la política cuando él era parte del gremialismo.

“Hasta el año 2003 todos esos fondos se obtenían con boletas, las campañas presidenciales, las campañas parlamentarias hasta el 2003 íntegramente eran financiadas con lo que hoy se llama boletas ideológicamente falsas.  Podríamos decir, que, hasta ese año, todos los políticos chilenos eran corruptos, porque esa era la realidad y yo la enfrenté”, explicó el exsenador.

Al mismo tiempo, señaló que luego la situación cambió: “En el acuerdo con el presidente (Ricardo) Lagos, una de las condiciones que nosotros pusimos para el acuerdo fue crear la Alta Dirección Pública y el financiamiento a la política. Ahí se creó por primera vez una legislación, lamentablemente no la hicimos bien. Es importante que alguien lo diga porque son todos tan cobardes, todos negamos la realidad. ¡Todos tuvieron la misma práctica!, lamentablemente el financiamiento legal se estableció 60 días antes de la elección, y ese fue el gran error”.

También recordó cuando él decidió ser candidato presidencial en las primarias: “Yo afortunadamente acepté esa candidatura el mismo día que partía el financiamiento, porque fue 60 días. Pero si usted mira hacia atrás, todos los sectores políticos, la presidenta (Michelle) Bachelet, el presidente (Sebastián) Piñera, (Andrés) Allamand, Laurence Golborne, Andrés Velasco, todos los candidatos presidenciales llevaban meses desplegados, ¿y de dónde financiaban? Aquí son unos hipócritas, este es un país de hipócritasTodos sabían cómo se financiaban (las campañas) y se pedían los recursos a la antigua”.

En relación con la reserva del financiamiento de las campañas, Longueira subrayó que, “nunca fue reservado. Son parte de los errores de la ley, digamos la verdad, en general uno tenía conocimiento de los aportes que se hacían por la ley, no el cien por ciento de lo que recibía, pero si se sabía quiénes lo hacía”.

ORPIS

Longueira forma parte de los 15 testigos que la defensa del exsenador Jaime Orpis, quien está acusado por la Ministerio Público delitos de cohecho, fraude al fisco y delitos tributarios. En relación con los hechos que se le imputan a su ex compañero de partido, enfatizó que, “es mucho mejor no estar aquí, interrumpí mis vacaciones y me llevaré un desagrado con la prensa. Pero siento el deber de dar testimonio a un tipo excepcional, que lo ha pasado pésimo, que ha hecho cosas indebidas, pero yo sé que algo no ha hecho y es el cohecho”.

En esa línea, el abogado defensor Sergio Rodríguez, manifestó que fue de mucha utilidad la declaración del exsenador, “El testigo cumplió con el objetivo por el cual fue ofrecido y presentado, por lo tanto, quedamos muy conformes”.

/gap