Recogiendo el llamado a la unidad y a condenar los hechos de violencia que realizó ayer el Presidente Piñera, los ex ministros de los gobiernos de la Concertación –Enrique Correa, Soledad Alvear, Mariana Aylwin, Sergio Bitar, Vivianne Blanlot, José Joaquín Brunner, Osvaldo Puccio, Adriana Delpiano, Mariano Fernández, y José Miguel Insulza-, entre otras figuras de la centroizquierda, publicaron una declaración con un potente llamado a la unidad nacional.

El documento se titula “Es tiempo de un acuerdo nacional” y está firmado por 231 figuras que formaron parte de la ex Concertación que se autodefinen como “independientes progresistas y exponentes de la centroizquierda democrática”.

“Las fuerzas políticas y sociales democráticas deberían partir de nuestra historia reciente y reflexionar sobre la conveniencia y oportunidad de un Acuerdo Nacional, pensar la política como arte de encontrar puntos de entendimiento en pro del bien superior de Chile y su pueblo”, señalan.

“Es hora de evitar un lacerante enfrentamiento”

“Ya hay demasiado odio y desconfianza, es hora de ponerles fin y evitar un lacerante enfrentamiento”, señalan en el texto, junto con hacer un llamado al electorado, de cara a las próximas votaciones.

“Somos 14,7 millones de chilenas y chilenos habilitados para votar, nosotros tenemos la última palabra para decidir sobre el futuro constitucional de la nación. Es un momento que convoca y motiva a todas las generaciones, todas las visiones ideológicas, todas las culturas, todos los estratos sociales que componen la sociedad. Todos unidos para construir nuestra casa común”.

El variopinto grupo que firma la carta está compuesto además por el diputado Pepe Auth, el senador Felipe Harboe; Ximena Lagos Weber; los ex subsecretarios Rodolfo Baier, Jorge Burgos, Jorge Correa Sutil; y el director de la Secom, Juan Carvajal.

También figuran entre los adherentes José Antonio Viera-Gallo exparlamentario y titular de la Segpres en el primer gobierno de Michelle Bachelet (el último de los cuatro que tuvo la Concertación); José Goñi, que encabezó el Ministerio de Defensa en esa administración; e Isidro Solís, que fue ministro de Justicia en ese periodo.

Respaldan igualmente el texto los exlegisladores Juan Carlos Latorre, Gutenberg Martínez, María Antonieta Zaa, Fulvio Rossi y Eugenio Tuma; los excancilleres Juan Gabriel Valdés (ministro del gobierno de Eduardo Frei Ruiz-Tagle) e Ignacio Walker (ministro de RR.EE. de Ricardo Lagos); los expresidentes de Metro Óscar Guillermo Garretón y Clemente Pérez; y las figuras radicales Patricio Tombolini y Ernesto Velasco.

“En democracia, los acuerdos entre adversarios políticos o sociales son legítimos y deseables cuando por sobre las diferencias se yerguen las razones del bien común. Es el caso de Chile hoy, donde se enfrenta una crisis que afecta la convivencia democrática y afecta también los derechos y seguridad del pueblo que cada uno dice representar”, afirman.

En el texto se refieren a quienes no están de acuerdo con un acuerdo nacional, señalando que “habrá quienes se resten o se opongan a un Acuerdo Nacional, movidos por la estrategia de la confrontación y de la polarización como vías para sus discutibles proyectos políticos”.

Propuesta de 3 puntos

Los firmantes proponen un Acuerdo Nacional 2020-2022 en torno a tres puntos. Estos son:

1. Programa social relevante y sostenible.

2.- Paz social y orden público.

3.- Recuperación y crecimiento de la economía.

/psg