Sin Meghan ni su hijo, Harry de Inglaterra, de 35 años, llegó al Reino Unido desde Canadá para afrontar su última ronda de compromisos formales con la corona tras tomar la decisión de abandonar su trabajo como miembro alto rango de la familia real, el próximo 31 de marzo.

Harry de Inglaterra asistió a una cumbre sobre turismo sostenible y ético en el Centro Internacional de Conferencias de Edimburgo. Escocia
Harry de Inglaterra asistió a una cumbre sobre turismo sostenible y ético en el Centro Internacional de Conferencias de Edimburgo, Escocia

El nieto de la reina Isabel II reapareció en un acto de su nueva empresa de viajes ecológicos en Edimburgo, donde llegó en tren y se mostró reacio a los flashes de los paparazzi.

Al llegar al salón, el duque de Sussex pidió a los asistentes: “¡Solo llámenme Harry!”. Este gesto ha sido interpretado como un deseo de señalar la nueva vida que ha decidido comenzar en América del Norte con su esposa Meghan Markle, de 38, y su hijo Archie, de nueve meses.

El príncipe, que renunció a sus labores reales en enero pasado, se encuentra en la capital escocesa para una cumbre de trabajo de la asociación de ecoturismo Travalyst, que ofrece una forma fácil de entender e identificar más opciones de viajes sostenibles, que resulten más amables y menos destructivas para las comunidades locales y el medio ambiente.

Una práctica eco-friendly que tanto Harry como su esposa no tuvieron en cuenta cuando el año pasado se fueron de vacaciones a Niza e Ibiza en jet pivados, que son hasta siete veces más contaminantes que un vuelo comercial. Tras las críticas y luego de ser tachados de “hipócritas”, Harry hizo un mea culpa: “Podemos hacerlo mejor… nadie es perfecto”.

Antes de subir al escenario el martes, la anfitriona Ayesha Hazarika, ex asesora laborista y locutora, dijo a los delegados: “Ha dejado en claro que todos debemos llamarlo Harry. Entonces, damas y caballeros, denle una gran bienvenida escocesa a Harry”.

Harry llegó a la capital escocesa en tren después de ser criticado por usar aviones privados para sus viajes privados mientras hacía campaña sobre temas ambientales y cambio climático./The Grosby Group
Harry llegó a la capital escocesa en tren después de ser criticado por usar aviones privados para sus viajes privados mientras hacía campaña sobre temas ambientales y cambio climático

El viernes el príncipe se reunirá con la estrella de rock Jon Bon Jovi en los emblemáticos estudios de grabación de Abbey Road en Londres, donde el artista grabará un tema para la fundación caritativa Invictus Games, la competencia internacional de atletismo creada por Harry para veteranos que sufrieron heridas durante la guerra.

En una entrevista concedida a la BBC Radio 2, Jon Bon Jovi adelantó que realizará una nueva versión de “Unbroken” y aseguró que el hecho de contar con el duque de Sussex en el famoso estudio de grabación es algo “muy especial”, particularmente en un momento de grandes cambios en la vida del príncipe.”Teniendo en cuenta todo por lo que está pasando ahora en su vida, el hecho de que venga y esto sea lo primero que haga es muy especial”, consideró .

En su regreso al Reino Unido, Isabel II quiere que su nieto y su esposa estén presentes en el servicio religioso anual de la Commonwealth que tendrá lugar en la abadía de Westminster el próximo 9 de marzo. Además, Harry y Meghan podría participar en un concierto en el Royal Albert Hall de Londres dos días antes, el sábado 7 de marzo, en el que ya sería su último compromiso formal. Y después el duque de Sussex y su esposa serán libres, ya sin cargos, oficina ni personal a su cargo.

Meghan Markle y el príncipe Harry durante una competencia de los Invictus Game en Toronto en 2017 (Shutterstock)

La pareja real dio a conocer que dejarán de utilizar su marca registrada de presentación al mundo, “Sussex Royal”. La decisión que fue tomada por pedido de la reina Isabel II. “Aunque ni la monarquía ni el Gobierno tienen jurisdicción alguna sobre el uso del término “royal” en el ámbito internacional, el duque y la duquesa de Sussex no tienen intención de usar la marca ni la reiteración del término royal en ningún territorio cuando se produzca la transición en la primavera de 2020”, respondían los duques de Sussex en un contundente comunicado.

También aclararon que retendrán el título de Su Alteza Real (HRH, en sus siglas en inglés), pero señalan que no lo usarán en el día a día “porque dejarán de ser miembros activos de la familia real”. En 12 meses, el palacio de Buckingham y los Sussex deberán revisar los términos de su acuerdo. A su vez, la pareja mantendrá el dispositivo de seguridad del que disponen hasta ahora.

La semana pasada, se supo también que la oficina que gestionaba sus actividades e imagen en el palacio de Buckingham será cerrada y todos sus trabajadores, despedidos.

/psg