Al parecer, el presidente Donald Trump vio ayer el debate demócrata en Carolina del Sur. Entre los siete candidatos que debatieron ayer se encuentra el futuro rival de Trump, con quien se jugará la presidencia de Estados Unidos en noviembre.

Loco, caótico debate demócrata ayer por la noche”, empieza a analizar el magnate. Asimismo, el mandatario explica que los medios a los que él considera “Fake News” dicen que el ex vicepresidente Joe “Biden lo hizo bien, a pesar de que dijo que la mitad de nuestra población ha sido asesinada a tiros. Esto sería suficiente para la mayoría“, escribió el propio Trump en su cuenta de Twitter.

Sobre el ex alcalde de Nueva York, el milmillonario Michael Bloomberg, el inquilino de la Casa Blanca opina que “es débil e inestable“, pero ha estado ayudado fuertemente por muchos de sus anuncios (anuncios que según Trump “no deberían permitirse durante un debate”).

Por cierto que a Bloomberg se refiere a él como “Mini Mike”.

No es la primera vez que Donald Trump se mete con alguien por su estatura. El presidente de Estados Unidos mide 1,90 centímetros, mientras que Michael Bloomberg tiene una altura de 1,72 cm. Sin embargo, para Trump el ex alcalde de Nueva York mide diez centímetros menos (unos 1,62).

A principios de mes, el inquilino de la Casa Blanca llegó a decir que Bloomberg no quería debatir porque tendría que subirse a un cajón para estar a la altura de sus contendientes. Desde entonces no ha parado de referirse a él despectivamente como “Mini Mike”.

Pero Trump siguió repartiendo, no fueron Biden y Bloomberg los únicos protagonistas de sus críticas.

Sobre la senadora Elizabeth Warren, a quien llama “Pocahontas” porque se hizo las pruebas de ADN para saber si provenía de indios nativos amercianos, Trump opina que fue “mala” e “indisciplinada, principalmente contra “Crazy Bernie” (el senador Bernie Sanders) y “Mini Mike””.

Trump continúo: “No saben cómo manejarla, pero yo sé que está harta”.

Sobre el candidato Tom Steyer, Trump aseguró que “es un desastre, que junto a “Mini”, están sentando un récord de dólares por votante”. El presidente concluye con un: “¡Simplemente dadme un oponente!”.

Después el mandatario se dedicó a retuitear y a anunciar su acto de campaña de este viernes en Carolina del Sur.

/gap