Cientos de bomberos continuaban este lunes combatiendo un incendio forestal en la zona de exclusión de Chernobyl, en Ucrania, mientras las autoridades insisten en que no hay ningún riesgo para el reactor accidentado y las instalaciones de almacenamiento de desechos nucleares que se encuentran en las cercanías.

“No hay amenaza para la planta de energía nuclear de Chernobyl y las instalaciones de almacenamiento”, dijo Volodymyr Demchuk, del servicio de emergencia de Ucrania, en un comunicado en video el lunes por la noche.

El incendio estalló hace 10 días en el lugar donde se registró el peor accidente nuclear del mundo en 1986.

Kiev ha movilizado helicópteros y más de 400 bomberos, además de aviones que han arrojado toneladas de agua para combatir el fuego. Demchuk señaló que los bomberos están ahora concentrados en detener la propagación de las llamas.

Si bien los incendios forestales son comunes en la zona de exclusión, desde Greenpeace Rusia afirmaron este lunes que el actual es el peor desde la explosión nuclear de 1986.

El grupo ambientalista indicó que un análisis de imágenes satelitales mostró que el incendio estaba a solo 1,5 kilómetros de la cúpula protectora que fue instalada sobre el reactor accidentado.

Sergiy Zibtsev, jefe del Centro Regional de Monitoreo de Incendios de Europa del Este, dijo a AFP que el incendio es “súper enorme” e “impredecible”.

“En el oeste de la zona de exclusión ya ha cubierto 20.000 hectáreas según nuestros cálculos”, agregó.

/gap