«Hemos visto mucha tolerancia, mucha pasividad me parece a mí, mucha liviandad respecto a lo que esta violencia significa. La aceptación de esa violencia, la validación de esa violencia es un golpe duro a nuestra democracia y las decisiones relevantes, económicas y sociales que tenemos que tomar, solo se pueden construir en un contexto de democracia». Con esas palabras se refería el ministro de Hacienda, Ignacio Briones, a los hechos de violencia que se registraron en la capital y en distintos puntos del país en los últimos días

Esto, ad portas de que comience el mes de marzo, que se verá marcado por manifestaciones que, incluso, buscan la salida del Presidente, según los mismos grupos que las convocan han señalado.

Ayer el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), informó que el desempleo en el trimestre noviembre-enero (2019-2020) llegó a 7,4%, ubicándose por sobre las expectativas del mercado. Esta nueva cifra de desocupación significa un incremento de un 0,3% en comparación a los mismos meses de fines de 2018 y principios de 2019. Frente a esto, la ministra del Trabajo, María José Zaldívar, señaló que «creemos que el alza en las cifras de desempleo refleja lo que hemos estado diciendo en los últimos meses, en términos del deterioro generado en las fuentes laborales como consecuencia de la violencia tras el estallido social».

A esto se suma que hace una semana, la agencia de calificación Moody´s advirtió sobre Chile que «la redacción de una nueva Constitución y las próximas elecciones presidenciales plantean riesgos a medio plazo». En ese sentido, postulan que «la marcada desaceleración del crecimiento económico y el paquete de estímulo fiscal del gobierno impulsarán un deterioro de las cuentas públicas».

Como si los elementos a considerar fueran pocos, el coronavirus hoy se alza como clave en las cifras económicas. Algo que se puede ver en el valor del dólar que el jueves llegó a cotizarse a $817.

Destacados economistas señalan que, de continuar la violencia en las calles, el crecimiento seguirá viéndose afectado. «La incertidumbre es lo fundamental. Y el factor principal es la incertidumbre es la violencia descontrolada», señala el ex decano de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad de Chile, Joseph Ramos.

En la misma línea, Cecilia Cifuentes -directora ejecutiva del Centro de Estudios Financieros del ESE Business School de la Universidad de los Andes- afirma que «para que un sistema económico funcione el elemento central es la confianza, y con la violencia se altera la esencia del funcionamiento del mercado».

En este tono, el ex subsecretario de Economía, Tomás Flores, advierte que «evidentemente hay una proyección con mucha incertidumbre, porque la violencia probablemente va a marcar el ritmo de los indicadores económicos de marzo. Si tenemos en el mes de marzo situaciones parecidas a las de noviembre, o sea interrupción de la cadena logística o caída sustancial de las ventas, no debería extrañarnos una nueva caída del Imacec».

Asimismo, la economista Michelle Labbé asegura que «la violencia es la que no permite que muchos sectores, especialmente el comercio, se rehabiliten. La violencia genera una gran incertidumbre y, por lo tanto, la gente está cuidando mucho más el bolsillo».

Joseph Ramos: «Mientras más lento el crecimiento, más repercusiones negativas en el empleo»

El ex decano de la Facultad de Economía de la Universidad de Chile prevé un escenario negativo. «No quiero decir que el Imacec sea negativo, pero obviamente va a haber un pobre crecimiento», señala.

Plantea que «mientras más lento el crecimiento obviamente más repercusiones negativas van a haber sobre el empleo y yo creo que no solo por marzo sino el efecto rezagado de lo que han sido los meses anteriores. No es que el desempleo va a ser sensible a lo que pase en marzo, el desempleo en marzo va a ser sensible a lo que ha pasado en estos últimos meses».

Respecto a la inflación, asegura que «el dólar obviamente está llevando a alzas en algunos ámbitos. Pero, por otro lado, la baja demanda hace que sea difícil para el productor traspasar el costo a precios».

Cecilia Cifuentes: «El escenario externo es complicado por el coronavirus»

«Va a haber un aumento en el empleo informal, una tendencia sin crecimiento en el empleo asalariado y cifras de actividad bastante malas», señala la economista.

Asimismo, asegura que «el escenario externo que se nos estaba viendo un poquito mejor, por el acuerdo comercial entre Estados Unidos y China, ahora el escenario externo es complicado por el tema del coronavirus. Ha subido el tipo de cambio lo que significa que la inflación va a seguir una tendencia un poco más al alza. No estoy muy optimista respecto a lo que veremos en cifras de aquí en adelante y con todo el temor que genera el tema del resurgimiento de la violencia en marzo».

El rango meta de la inflación estimado por el Banco Central es entre un 2% y un 4%. Según la economista, «podríamos ver cifras en torno a 4% en doce meses. Eso no preocupa tanto porque está explicado por el tipo de cambio, y ese es un efecto por una vez en los precios, no es que se adelante. No creo que el Banco Central vaya a subir las tasas, por ese lado no lo veo; pero sí el efecto del tipo de cambio al final es un impacto en el costo de la vida».

En cuanto al crecimiento económico, afirma: «Creo que el primer trimestre va a haber un crecimiento entre 0 y 1, bastante bajo. El factor violencia para mí es el más importante, juega un 80%».

Tomás Flores: Desempleo en enero-marzo podría llegar a un 8%

El ex subsecretario y académico de la Escuela de Negocios de la Universidad Adolfo Ibáñez, Tomás Flores, también se muestra cauteloso respecto a las cifras relativas a la inflación. «Habitualmente es un mes de inflación por sobre el promedio del año, dado que hay varias tarifas que cambian en esa oportunidad como lo es todo relacionado con el mundo educacional. Probablemente entre 0,5 y 0,6 es un rango que me atrevería poner para la inflación del mes de marzo«, indica.

La actividad del comercio exterior en Chile se redujo en un 7,4% el año pasado. El Banco Central explicó que esto se debió a «un descenso de 7,6% en las exportaciones, con ventas al extranjero de 69 mil 681 millones de dólares, mientras que las importaciones bajaron un 7,2% y alcanzaron un monto de 69 mil 592 millones».

Frente a este último punto, Flores subraya que «es un anticipo de lo que se espera probablemente para las ventas en los próximos meses. Cuando la importación de televisores cae más de 60%, es porque evidentemente el comercio espera justamente ventas muy deprimidas para los próximos meses».

Sobre el desempleo, sostiene que «la encuesta de enero- marzo, probablemente ya va a estar más cerca de un 8%».

Michelle Labbé: «Imacec no minero va a estar alrededor del 1%»

La economista Michelle Labbé, considera que, en términos de desempleo «no va a haber mucho cambio respecto a las cifras actuales». En ese sentido, explica que «la tecnología ha permitido que la gente se subemplee, o sea, que adquiera trabajos que son inferiores en el tipo de trabajo y el sueldo al que pueda acceder, pero que de alguna manera le sirven, por ejemplo Uber».

Sin embargo, advierte que «el Imacec va a depender mucho de lo que pase con minería, pero creo que el Imacec no minero va a estar alrededor el 1%».

«La violencia es la que no permite que muchos sectores, especialmente el comercio, se rehabiliten. Ya salió en todos los diarios que por ejemplo el 70% de la zona cero todavía no vuelve a abrir. Hay 79 supermercados cerrados y que no van a volver a abrir y eso significa una baja en el comercio definitivamente», afirma.

Por Sebastián Edwards para ellibero.cl

/psg