El Presidente Sebastián Piñera apareció en televisión para condenar nuevamente la violencia que se ha registrado en el país en medio de las protestas del estallido social. Varias movilizaciones han sido convocadas para el mes entrante y el Mandatario se refirió a las medidas que tomarán desde La Moneda para combatir a los “violentistas” que, a juicio de Piñera, “están dispuestos a destruirlo todo”.

En entrevista con el programa Estado Nacional de TVN, el jefe de Estado, que partició hoy del cambio de mando en Uruguay, centró sus palabras -una vez más- en la necesidad de reforzar a las policías y de tener nuevas leyes para sancionar encapuchados y para lograr que las Fuerzas Armadas puedan defender la infraestructura crítica de las ciudades.

Piñera aseguró que a partir del 18 de octubre se generó una “ola de violencia” de parte de “grupos organizados”, lo que ha significado una exigencia mayor sobre las policías. “Este nivel de violencia no era habitual” declaró el Mandatario asegurando que Carabineros “fue sobrepasado” en un principio, sin embargo, a la espera de nuevas movilizaciones, se ha fortalecido el equipo y entrenamiento tanto de uniformados como de la PDI.

“Si a las manifestaciones pacíficas porque es un derecho ciudadano. Y no a la violencia en ninguna de sus formas. Ojalá todos los ciudadanos condenaramos la violencia y a quienes justifican la violencia”, dijo apuntando a sectores de la izquierda que, según él, contribuyen a alterar el ansiado orden público.

Consultado por las denuncias del INDH y de organismos internacionales sobre violaciones a los Derechos Humanos, Piñera recalcó que la posición del Gobierno “ha sido combatir la violencia con todas las armas de la Constitución y la Ley”, sin embargo, reconoció que “a veces Carabineros no ha sido capaz de establecer el orden público y hubo excesos”. “Algunos de ellos cometieron excesos, hicieron uso excesivo de la fuerza y todos los casos están en Fiscalía”, añadió.

“No ha sido un enfrentamiento entre Carabineros y gente inocente. Ha sido contra personas que quieren matar a carabineros”, sentenció.

A pesar de la crítica, el Presidente Piñera dijo que el hecho de que servicios como la luz, el agua, o el gas haya seguido funcionando normal significa que “se ha sabido proteger las cosas básicas” para el funcionamiento de la vida cotidiana.

En esa misma línea Piñera aprovechó para reiterar que desde el Ejecutivo se ha enviado Congreso un proyecto para modernizar carabineros, para mejorar la inteligencia. “Pero el Congreso lo tiene en trámite. Nos falta la ley antiencapuchados y falta una más importante, la ley para que las Fuerzas Armadas defiendan infraestructura crítica”.

A juicio del Mandatario, defender hospitales, plantas de agua, luz y gas es fundamental, “lo necesitamos”, aseguró explicando que si los militares se dedican a la infraestructura critica “se va a liberar a Carabineros de esas labores”.

Festival de Viña

El pasado 28 de febrero, en medio de una actividad con beneficiarias con el “Bono Marzo”, el Presidente anticipó marzo y los hechos de violencia que ocurrieron durante el Festival de Viña del Mar. Por eso, ante la pregunta de una de las integrantes de la familia, dijo que “hoy estábamos reunidos con la fuerza de orden. Viernes, este es el último día de Festival y van a querer hacer, o algunos quieren hacer, incendiar la Quinta Vergara”.

Sus dichos generaron varias reacciones y, tras repasar varias críticas a su gestión, Piñera sostuvo sus dichos y reveló que la PDI descubrió que en los cerros habían elementos incendiarios para provocar un incendio en la parte de atrás. “Hay personas que estaban dispuestas con tal de impedir que el festival se destruyera, incluso por el arma del incendio”, dijo recalcando que finalmente el festival se desarrolló con normalidad.

Encapuchados por el Rechazo

Sebastián Piñera comentó también la situación que se registró durante el lanzamiento oficial del “Comando Nacional de Independientes por el Rechazo” (CONIR) integrado por organizaciones y movimientos políticos ciudadanos e independientes, donde pese a que la movilización fue pacífica y familiar, a través de redes sociales se denunció que algunos de los asistentes se les vio encapuchados, portando lumas retráctiles y gas pimienta. “Morir luchando, marxista ni cagando”, fue una de sus consignas.

Frente a esto, Piñera dijo que se trata de “un riesgo”, sin embargo lo justificó señalando que “mucha gente está desesperada porque no se restaura el orden público”. En este sentido, aprovechó para reiterar la necesidad de modernizar a las policías. “Mi primera preocupación es recuperar el orden público para restablecer la normalidad”, comentó.

“Le puedo asegurar que en marzo tenemos más carabineros, más preparados, con mas tecnologia, mas equipo, mucho más. Nos han asesorado policías internacionales y estamos más preparados que en octubre”, concluyó.

Plebiscito

Consultado por el plebiscito del 26 de abril, Piñera dijo que el Gobierno debe ser garante de este proceso y asegurar una votación participativa. “Todos queremos perfeccionar la Constitución, algunos quieren convención constituyente y otros quieren por el camino de las instancias vigentes. El que va decidir son los chilenos el 26 de abril y cualquiera sea la decisión, el Gobierno la va a respetar e implementar”, aseveró.

Sobre eventuales disturbios o una inesperada escalada de la violencia que impida llevar a cabo el plebiscito, Piñera señaló que “si yo estimara que nuevamente es necesario establecer un Estado de Emergencia para proteger el orden público, para proteger a mis compatriotas, lo vamos a hacer”.

Finalmente, consultado por los cánticos que lo comparan con Pinochet, el Mandatario confesó que le produce “dolor y mucha pena”. “Algo que me ha caracterizado es mi compromiso con la democracia y los Derechos Humanos. Es una acusación muy injusta”, señaló en línea con las palabras de la primera dama, quien lo defendió hoy en entrevista con El Mercurio.

“El desenlace del 18 de octubre no está escrito. Si caemos en la violencia vamos a condenar a nuestro país a décadas de sufrimiento y dolor. Y si por el contrario nos unimos contra la violencia y logramos acuerdos para lograr tener menos abusos, vamos a tener un país mejor y yo estoy luchando para que el desenlace del 18 de octubre sea este último”, fueron las palabras al cierre de Sebastián Piñera.

/gap