En un 20% se aumentó la oferta de servicios del sistema Red, en el Gran Santiago, mientras que Metro habilitó la entrada y salida de pasajeros de la estación Ñuble, tanto por Línea 5 como por Línea 6. Todo esto, para enfrentar este “Súper Lunes” de retorno a las actividades laborales de los santiaguinos.

De forma paralela, se registran barricadas en la autopista del Sol (ruta 78) en dirección a Santiago, a la altura de Malloco; y en General Velásquez, en dirección al norte, pasado Av. Ecuador. Por su parte, manifestantes bloquean el tránsito en Pedro Aguirre Cerda, en dirección al centro de Santiago, a la altura de Departamental.

Además, tras la detección de 120 puntos críticos en la región Metropolitana, en los que podría registrarse gran congestionamiento, habrá un monitoreo constante las vías exclusivas, corredores y pistas “Sólo Bus”, con el fin de favorecer el transporte público.

Asimismo, debido a que Metro sólo tiene operativas 111 de sus 135 estaciones, lo que equivale a un 82%, se dispondrá el reforzamiento de los servicios de apoyo (recorridos clones) a las líneas 4 y 5, con 73 máquinas en la hora punta de la mañana y 64 durante horas de la tarde.

También se reforzará la seguridad en los terminales de buses y se realizarán desvíos y cortes de recorridos cuando exista riesgo para integridad de pasajeros, conductores y buses. Además, ante posibles dificultades para operar, se les solicitó a los operadores contar con servicios de mantención y grúas.

En tanto, debido a la contingencia, Metro está reforzando los portones de acceso a las estaciones, instalando cámaras anti vandálicas al exterior de las estaciones y reforzando portones y casetas de acceso a talleres. En caso de desórdenes, Carabineros actuará al interior de las estaciones.

/psg