El Partido Republicano, liderado por José Antonio Kast, envió una carta al presidente Sebastián Piñera donde toman distancia de su Gobierno, luego de no recibir respuesta a una solicitud de reunión tras más de un mes.

En el documento se declaran “oficialmente, en oposición a este Gobierno y rechazamos el itinerario constitucional que usted (Piñera) ha definido como solución a los problemas de Chile”.

Asimismo, señalan que “este Gobierno ha dilapidado su capital político y se ha rendido frente a las ideas de izquierda que tanto daño le hacen al país. La promesa de tiempos mejores ha sido un fraude monumental, y en vez de progreso y seguridad, los dos años de su Gobierno han significado un enorme retroceso económico, social, institucional y político para el país”.

“Hoy, luego del evidente fracaso de su Gobierno; la ausencia del Estado de Derecho y el descontrol del orden público en cientos de lugares del país; la inminente crisis económica y de desempleo que está afectando a cientos de miles de chilenos; la desbordada situación fiscal y la adopción de medidas que se alejan del ideario económico y social que prometimos defender; y la nula capacidad para acoger los planteamientos y propuestas de quienes lo apoyamos en segunda vuelta y fuimos engañados por su desastrosa gestión”, sostienen.

En el texto manifiestan su rechazo al proceso constituyente pues aseguran que “puede llevar al desenlace de una Asamblea Constituyente como la que destruyó a Venezuela, Ecuador o Bolivia”.

“Bajo el falso argumento de que era una demanda ciudadana, usted faltó a su deber como Presidente de la República y cedió a las amenazas de una minoría violenta y chantajista, interpelada por políticos oportunistas, instaurando un proceso constitucional inédito en un país que precisamente ha basado su éxito y progreso reciente gracias a las bases de la constitución”, aseguran.

En la misma línea señalan que, de cara al plebiscito constituyente, se abocarán a la campaña del rechazo, como también a convocar a millones de chilenos “a defender el país del asedio de la izquierda radical y los violentistas que lo quieren destruir”.

Finalmente sostienen que con esta acción no son ellos quienes se alejan de la derecha, “sino usted y parte de la coalición que lo respalda, quienes han capitulado sus principios y convicciones frente a la izquierda y han abandonado a sus electores”.

/psg