El endeudamiento de Latinoamérica con particulares y otros países, entre los que se encuentran China, EEUU o Rusia, equivale a día de hoy al 70 % de su PIB y esta deuda pública hipoteca el futuro de la región, según expertos consultados por Efe.

Por países, según datos de BBVA Research, Argentina (93,3 %), Brasil (91,5 %), México (53,8 %) o Colombia (51 %) están entre los más endeudados en la región, lo que les obliga a ajustar su regla fiscal y buscar fórmulas para pagar sus compromisos financieros.

Junto a ellos, hay otro grupo de naciones que tienen a China como uno de los prestamistas principales. Estos son: Venezuela, Ecuador y Bolivia que mantienen una deuda de entre el 10 y el 25 % del PIB con el gigante asiático, niveles similares a los de varios países africanos.

El profesor del IE Business School Germán Ríos comentó a Efe que la inversión china en Latinoamérica “no ha sido tan dinámica” como el comercio y “muchas veces viene acompañada de financiamiento”, generando esta deuda que está “muy concentrada” en Venezuela (“la mitad”) y el sector de infraestructura.

“China está buscando garantizar su permanencia en diferentes sectores y este asunto debe entenderse desde una perspectiva geopolítica”, dijo por su parte a Efe Marcus Thiell, profesor de la Universidad de los Andes en Colombia.

/gap