Cayó la noche durante el primer día hábil de marzo y con ella comenzó a asomar la violencia. Barricadas, saqueos y diversos disturbios se registraron ayer en las principales ciudades del país, dejando un saldo, según expuso el ministro del Interior Gonzalo Blumel, de 238 detenidos.

“Anoche tuvimos simplemente violencia, lo de anoche no es manifestación social, lo de anoche es violencia”, recalcó Blumel.

Y agregó que “tuvimos 76 carabineros lesionados, varios ataques a cuarteles policiales, tuvimos saqueos, regiones donde la violencia fue muy dura como en Antofagasta o Concepción (…). Carabineros va a actuar y va a hacerse cargo conforme a la ley, conforme a sus normas para controlar esa violencia y de poner a esas personas a disposición de la justicia”.

“Por eso quiero valorar el trabajo policial, porque ayer hubo 238 detenidos, personas que van a ser puestas a disposición de la justicia, nos vamos a querellar. Y nosotros esperamos que la fiscalía y también el Poder Judicial actúen con la máxima diligencia y rigor posible”, añadió el secretario de Estado.

Además, Blumel destacó la importancia de la “unidad” para “respaldar a las policías” y señaló que si bien “efectivamente” Carabineros ha tenido problemas durante los últimos años, enumerando hechos como el caso Huracán o el megafraude que afectó a la institución, “con todo, hoy día Carabineros tiene 35% o 37% de respaldo que lo pone en la parte alta de la confianza ciudadana”.

“No se olvide que el Congreso tiene 3% de apoyo, los partidos políticos tienen 2% de apoyo. Carabineros tiene entre 35% y 40% de apoyo, es una institución que tiene 93 años de vida y que ha vivido situaciones complejas, pero que va a salir adelante”, cerró el ministro.

/psg