Su estraegia fue apostar todas las fichas al supermartes, el día en que 14 estados llevaron a cabo primarias demócratas. Pero la apuesta le salió mal al ex alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, que decidió abandonar la contienda del partido. Y como era de esperar, apoyará a partir de ahora al ex vicepresidente Joe Biden, quien logró un impulso titánico en los comicios de ayer. La salida de Bloomberg confirma, además, que el establishment demócrata se cuadró con Biden, a quien ven como la única carta demócrata capaz de derrotar a Donald Trump en las elecciones de noviembre.

Bloomberg comenzó su carrera recién hace un par de semanas, con más de US$ 500 millones de su propio bolsillo para anuncios de su campaña en redes sociales, radio y televisión. Pero en el supermartes le fue pésimo. Sólo en Colorado superó el 20%, aunque en California, el gran premio de la noche, quedó en tercer lugar, con paupérrimo 14%. En el único lugar donde logró imponerse fue en Samoa Americana, donde consiguió el 49,9% de los votos.

En cuanto a delegados, el ex alcalde neoyorquino ganó apenas 46. Para ganar la nominación presidencial del Partido Demócrata se necesitan 1.991 delegados. Así, Bloomberg nunca consiguió el impulso necesario para levantar su candidatura. Con su salida, los analistas estiman que las cosas se pueden poner muy cuesta arriba para Bernie Sanders, quien era favorito para ganar en 9 estados en el supermartes, pero apenas logró victorias en cuatro, incluido California.

Bloomberg, de 77 años, no es nuevo en política, porque se desempeñó como alcalde de Nueva York, la ciudad más poblada de Estados Unidos, de 2002 a 2013. Su nombre fue muy mencionado como un candidato de centro en las elecciones presidenciales de 2008 y 2012 y también como gobernador en 2010. Pero siempre rechazó esa posibilidad hasta el año pasado.

El magnate es conocido por sus acciones filantrópicas. En noviembre pasado anunció una donación de US$ 1.800 millones a la Universidad Johns Hopkins, para facilitar el acceso a personas de escasos recursos. También ha donado su dinero en otras causas como la lucha contra el cambio climático, el control de las armas de fuego, además de su férrea defensa al derecho al aborto y a los derechos de la comunidad LGTBI.

/psg