No es feriado, pero los chilenos siempre tienen marcado con rojo el mes de marzo. Y pese a que solo han transcurrido algunos días, implica un montón de obligaciones económicas como el pago de patentes, permisos de circulación, matrículas, útiles escolares, entre otros. Este año, además, tendrá un elemento que hará más difícil salir invicto de este período, debido a que este año el estallido social está impactando en la economía con alzas en el desempleo y menos proyecciones de crecimiento bordeando el 1%.

 

Otro factor a considerar es que la deuda de los hogares chilenos marcó un nuevo récord, llegando a 75%, calculada como porcentaje del ingreso disponible del tercer trimestre de 2019, según el reporte de Cuentas Nacionales por Sector Institucional del Banco Central. Esta cifra representa la relación entre el ingreso disponible en el tercer trimestre y la deuda expuesta por los hogares chilenos, es decir, si durante el tercer trimestre de 2019 los ingresos fueron de $100 en los hogares en Chile, estos tienen una deuda de $75.

Considerando todo lo anterior, tres connotados especialistas entregan sus consejos para sobrevivir a marzo y no tener que endeudarse por todo el resto del año.

“Para que nuestro presupuesto alcance es importante tener más ingresos y menos gastos. En cuanto a tener menos gastos el primer consejo práctico es cotizar, especialmente, respecto de compra de útiles escolares. Se advierte todos los años en base a la comparación entre los precios totales, mínimos y máximos que se realizan por Sernac, observándose en la Región Metropolitana diferencias para este listado de productos de casi un 60%”, explica Benjamín Jordán, coordinador de la Red ExpertosenDeudas.cl

Otro elemento clave que destacó Jordán es el ahorro previo que se tenga con el objetivo de contar con un “colchón” que permita holguras para este difícil mes. “En relación a cómo tener más ingresos en marzo, lo más importante es prevenir cuando uno tiene meses de menos gastos generando un ahorro anticipado para las fechas con mayores gastos”, afirmó.

Añadió que “en caso de contar con mayor disponibilidad de recursos durante el año y encontramos un producto que necesitaremos próximamente a un precio conveniente, es mejor comprar anticipadamente”.

En este sentido, resulta clave priorizar gastos que son ineludibles respecto de otros que en realidad no son imprescindibles, por eso una buena planificación de gastos para todo el año es oportuno. “Todo el mundo sabe que no podemos evitar la colegiatura o matrícula en marzo, pero sí podemos postergar otros importantes gastos, por lo que es crucial que las personas planifiquen a principios de año cómo van a enfrentar sus obligaciones mensuales, considerando los ingresos proyectados y los egresos. En este cálculo hay que considerar los bonos, aguinaldos, vacaciones, presupuesto para imprevistos, entre otros”, complementó Patricio Gana, director de Redacon.

Gobierno toma cartas en el asunto

Con este panorama, el Gobierno a través del Ministerio de Economía acordó entregar nuevas facilidades crediticias para evitar el endeudamiento en este tercer mes del año.

Reprogramar deudas, tasa cero de interés y extensión de períodos de gracia hasta por seis meses, son parte de las facilidades crediticias que el Gobierno está acordando con distintas instituciones financieras para ayudar a todos quienes estén complicados.

No obstante, si es que realmente no están las condiciones para enfrentar marzo sin la ayuda de un dinero adicional y se hace urgente solicitar un préstamo, es pertinente no elegir la primera opción que aparezca.

“El crédito más barato se obtiene refinanciando una propiedad con un crédito de libre disponibilidad en el que un banco me presta hasta el 70% del valor del inmueble. Si el valor de la vivienda es 3.000 UF y mi deuda es por 1.000 UF, el banco me prestará 1.400 UF. La otra opción es pedir un crédito de consumo en el cual los intereses serán muy mayores al dinero solicitado. Finalmente, la opción más cara es el avance en efectivo, por lo que sugiero descartar esa alternativa”, detalló Cristián Lecaros, CEO de Inversión Fácil.

Finalmente, los expertos coinciden en que también un préstamo para reunir las deudas es una opción válida, aunque se deben considerar tasas y que la suma no atente contra el presupuesto familiar mensual.

/gap