El órgano encargado de redactar la nueva Constitución tendrá conformación paritaria, luego de la votación del Senado que esta tarde despachó la reforma, al aprobar el informe de la Comisión Mixta, por 28 votos, 6 en contra y 4 abstenciones.

En la votación –apoyada por la totalidad de los senadores de oposición y los independientes- fueron claves los apoyos surgidos desde las filas de Chile Vamos, donde los senadores Manuel José Ossandón y Juan Castro, y la ex Evópoli Carmen Gloria Aravena se cuadraron con la reforma.

En tanto, las abstenciones corrieron por cuenta de los RN Rodrigo Galilea y José García Ruminot, el Evópoli Felipe Kast y el UDI David Sandoval. Por su parte, en contra se pronunciaron los UDI Juan Antonio Coloma, Luz Ebensperger, Alejandro García Huidobro, Iván Moreira, Ena von Baer y Víctor Pérez.

No estuvieron presentes en la sala los senadores oficialistas Andrés Allamand, Francisco Chahuán, Jacqueline van Rysselberghe, José Durana y Kenneth Pugh.

Una reforma histórica

El debate en la sala estuvo marcado por los llamados a aprobar una decisión catalogada de histórica, y la presencia de organizaciones de mujeres desde las tribunas que siguieron minuto a minuto esta emblemática votación.

“El 8-M vamos a conmemorar una fecha importante para el mundo, no podemos llegar sin aprobar la paridad”, dijo la senadora DC Ximena Rincón, instando a la Cámara Alta a aprobar la reforma. Su colega, Yasna Provoste (DC), en tanto, emplazó a sus colegas varones, con el mensaje “Nada nos sirve que hablen de las mujeres, pero cuando están acá votan en contra”.

Desde la derecha, Manuel José Ossandón (RN) anunció su voto a favor de la Paridad bajo el argumento de que “si queremos una Constitución legitima, ésta tiene que ser paritaria, si no esta mesa nace con una pata coja”.

Reacciones

Tras la aprobación de la paridad en el proceso constituyente, la ministra de la Mujer y Equidad de Género, Isabel Plá, valoró la histórica votación. “Nuestra democracia necesita mujeres en iguales condiciones. Valoro aprobación de paridad en eventual convención constituyente. Más allá de las diferencias en la fórmula para alcanzarla expresadas en el Congreso, es un paso muy importante, que las chilenas estaban esperando”, puso en su cuenta de Twitter.

En tanto, el presidente del Senado, Jaime Quintana -quien votó en contra pero posteriormente rectificó su voto- dijo que “Chile tendrá, si la ciudadanía así lo decide en abril, su primera constitución democrática. Y el mundo tendrá un ejemplo de constitución redactada por mujeres y hombres por igual. ¡Un día que marca un antes y un después en la historia!”.

“¡La constituyente será paritaria!”, exclamó la diputada Karol Cariola.

“Chile da un paso adelante hacia un proceso constituyente único en el mundo. Emocionante y justo triunfo de la movilización”, dijo la presidenta de Revolución Democrática, la diputada Catalina Pérez.

No todos estuvieron contentos. El senador UDI, Iván Moreira dijo que “hoy la oposición desconoció un acuerdo del Senado. En verdadero circo aprobaron la famosa Paridad y no quisieron votar el Ingreso Mínimo Garantizado que permitirá para 750 mil trabajadores incrementar en 59 mil pesos su sueldo. La izquierda prioriza lo político y no lo Social”.

Las fórmulas

La fórmula aprobada finalmente respecto al equilibrio en la representación de mujeres y hombres en la futura convención constituyente, establece que las listas conformadas por un solo partido, las listas de personas independientes y los pactos electorales al órgano constituyente deberán estar encabezadas por una candidata mujer y se ordenarán sucesivamente de forma alternada con las candidaturas de hombres.

Asimismo, en los distritos que reparten un número par de escaños deberán resultar electos un 50% de mujeres y un 50% de hombres. También se establece la fórmula para distritos impares, para lo cual se aplicará una corrección por distrito, en el caso de que los resultados no sean paritarios. De esta forma, si un género se ve sobrerrepresentado, los consejeros electos de dicho género se ordenarán de mayor a menor y los con menos votación serán reemplazados por el o la candidata del género en minoría de su misma lista, pacto o partido.

Cabe recordar que la reforma contempla también fórmulas para garantizar la participación de independientes, y el proyecto establece que dos o más candidatos independientes podrán constituir una lista electoral. Esta lista regirá exclusivamente en el distrito electoral en el que los candidatos independientes declaren sus candidaturas.

Pero además, tal como ocurre con los pactos de partidos, las listas celebradas entre candidaturas independientes, deberán señalar el orden de precedencia que tendrán los candidatos en la cédula para cada distrito electoral, comenzando por una mujer y alternándose, sucesivamente, estas con hombres. Asimismo, la norma define el máximo de candidaturas por distrito; regula la declaración e inscripción; patrocinio de ciudadanos; y conformación de las listas definitivas, entre otras disposiciones.

Adicionalmente, cada candidato o candidata que conforme la lista, considerado individualmente, requerirá el patrocinio de un número de ciudadanos independientes de al menos un 0,4% de los votos de la elección parlamentaria 2017 en el distrito electoral en el que compite, mientras que la lista requerirá el patrocinio del 1,5%.

/gap