Tras detectarse ya tres casos de coronavirus en el país, las autoridades locales suspendieron las clases en los colegios municipales de las comunas de San Javier y Hualañé, ambas ubicadas en la Región del Maule, donde reside el primer contagiado.

Consultado por esta disposición, el ministro de Educación, Raúl Figueroa, aclaró hoy que “la suspensión de clases no es una medida que deba tomarse frente a eventuales casos” de covid-19 y llamó a la ciudadanía a estar tranquila.

“La continuidad de las clases sigue siendo fundamental y que la ciudadanía debe estar tranquila. Los protocolos apuntan a tomar medidas específicas dentro de casa escuela, en coordinación con la autoridad sanitaria regional.

Y, por lo tanto, la suspensión de clases no es una medida que deba tomarse frente a eventuales casos; la medida es seguir los protocolos, tomar las medidas que la autoridad sanitaria señale respecto de los casos específicos, que tienen que ver fundamentalmente con aislar a algunas personas, no con la suspensión de clases”, sostuvo.

Agregó que el Mineduc ha estado coordinado con el Ministerio de Salud para hacer las bajadas concretas de los protocolos, que ya están en conocimiento de los establecimientos educacionales.

Detalló que éstos apuntan principalmente a “mecanismos de prevención y monitoreo de la comunidad educativa y establece medidas concretas para poder identificar eventuales casos y ponerlos en antecedentes de la autoridad sanitaria regional para que se tomen las medidas”./gap