44 imputados, que según la Intendencia Metropolitana pertenecen a la llamada “primera línea”, fueron pasados a control de detención en el Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago. Entre los aprehendidos se encontraban 16 menores y 4 extranjeros.

Durante la audiencia, la jueza Carolina Gajardo decretó la legalidad de la detención de los 16 menores detenidos por desórdenes públicos. Sin embargo, todos quedaron apercibidos y en libertad.

Además, la jueza Gajardo decretó legal la detención de los 28 imputados restantes por desórdenes públicos y determinó la medida cautelar de firma bimensual para 27 de ellos. El imputado con antecedentes previos quedó en prisión preventiva.

De esta forma, 43 de los 44 detenidos quedaron en libertad.

El aprehendido que quedó en prisión preventiva deberá pagar una fianza de $ 250 mil para acceder a quedar en libertad bajo la medida cautelar de firma mensual, según se estableció en la audiencia. El plazo de investigación se fijó en 70 días.

El ministro del Interior y Seguridad Pública, Gonzalo Blumel, anunció que apelarán a la decisión del tribunal, buscando aumentar las medidas cautelares impuestas.

/psg