Ante la preocupante situación por el coronavirus y mientras dure la misma, la Arquidiócesis de Santiago sugirió a la comunidad de fieles, como medida preventiva, que en las celebraciones eucarísticas la hostia se entregue en la mano.

Además, también como precaución, recomendó evitar abrazar y estrechar las manos al dar el saludo de la paz.

Asimismo, solicitó a cada parroquia o comunidad parroquial renovar las pilas de agua bendita diariamente.

En un comunicado, la arquidiócesis llamó “a todos nuestros hermanos y hermanas a seguir las instrucciones que están difundiendo las autoridades sanitarias del país, a fin de prevenir futuros contagios”.

“Encomendamos a la protección de la Virgen del Carmen a todos los enfermos, pidiendo por su pronto restablecimiento; también pedimos por los médicos y científicos, para que puedan encontrar pronto una cura para esta enfermedad y sus consecuencias”, concluyó la nota.

/psg