El ministro de la Segpres, Felipe Ward, se refirió a los dichos del presidente de la Corte Suprema, Guillermo Silva, quien sostuvo ayer que “el formar parte de la ‘primera línea’ no es un delito”.

Al respecto, el secretario de Estado indicó que “hay que ser súper cuidadoso y preciso con las expresiones, porque uno se puede equivocar”.

Esto luego de que el miércoles el Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago dejara libre a 43 de los 44 sujetos de la ‘primera línea’ detenidos por Carabineros en Plaza Baquedano.

“Desgraciadamente, el robo en lugar no habitado, los daños, son delitos con penas muy bajas (…). Sería absurdo dejarlos detenidos, pero los jueces tenemos que aplicar las leyes”, agregó Silva.

A Ward se le consultó, además, con qué elementos el Poder Judicial puede dejar detenidas a personas que no cometían delitos flagrantes, a lo que contestó que “con los elementos de prueba que aporten las personas que participaron de esa detención”. Al ser contra preguntado sobre si eso efectivamente ocurrió, el ministro indicó que “eso es materia de la investigación”.

En ese sentido, Ward pidió la colaboración de “todos los poderes del Estado” para hacer frente a los hechos de violencia.

“Si hay personas que salen a delinquir de forma reiterada son delincuentes. Frente a eso debe haber una reacción importante de parte del gobierno y de carabineros. Pero tiene que existir también un apoyo de parte de otras instituciones”, indicó el ministro, agregando: “qué pasa si desde La Moneda se le entrega la instrucción a Carabineros de tomar detenidas a las personas y ponerlos a disposición de tribunales, si están cometiendo un delito y son sorprendidos en eso infraganti y al día siguiente son llevadas a tribunales y al día subsiguiente son todas dejadas en libertad. El gobierno no puede obligar a los tribunales a tomar una decisión. Necesitamos la colaboración de todos los poderes del Estado y también colaboración del mundo político”.

/psg