Las bolsas de valores no son las únicas que caen con fuerza hoy. El mercado del petróleo es otro de los grandes afectados de la jornada debido al coronavirus y también a las distintas visiones de los países productores sobre la producción.

El Covid-19 se ha trasformado en el gran yugo de la economía mundial, alternado completamente las expectativas en torno a la demanda de crudo. Los precios del petróleo se han desplomado en las últimas cuatro sesiones y ya han perdido un tercio de su valor en lo que va del año.

El Brent de referencia para Europa se cotiza en US$ 46,59, su nivel más bajo desde junio de 2017. El precio supone una caída de 6,8%, el mayor retroceso diario desde agosto del año pasado. Con este resultado, y a falta de algunas horas para el cierre del mercado, el barril acumula un retroceso de 32% en lo que va de 2020.

El WTI que se cotiza en Nueva York y que sirve de referencia para Chile, sufre un desplome de 7,08% y, como el Brent, es el mayor retroceso diario desde agosto de 2019. De acuerdo a los registros de Bloomberg, el precio llega a US$ 42,65, lo que representa su nivel más bajo desde diciembre de 2018. Así las cosas, el WTI baja 30,15% en el balance de 2020.

La fuerte baja de hoy está asociada a la resistencia de Rusia a sumarse al recorte adicional en la producción de petróleo que acordó la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), el cual buscaba precisamente enfrentar los efectos del Covid-19.

La OPEP quiere que los países productores que no están en la OPEP, como Rusia, concrete un ajuste adicional de la producción de crudo de 1,5 millones de barriles diarios (mb/d).

El cartel calcula que la demanda mundial de crudo crecerá en 2020 en 0,48 mb/d, menos de la mitad del incremento de 1,1 mb/d anticipado en diciembre de 2019.

“La situación sin precedentes y la dinámica del mercado en constante cambio supone que los riesgos están inclinados a la baja”, dijo la OPEP.

/psg