Tal como lo habían anticipado las autoridades, el primer viernes de marzo volvió a agitar las calles del país. En Santiago, una multitudinaria manifestación congregó a de miles de personas en Plaza Italia, copando incluso los sectores de Parque Bustamante y de Alameda.

La masiva protesta fue el punto final de un día marcado nuevamente por la alteración social, que partió temprano con protestas en distintas estaciones del Metro -obligando a cerrar más de una treintena de paradas- y que terminó en una movilización que desbordó la zona de Baquedano.

Además, la convocatoria tuvo un ingrediente extra, y que motivó aún más a los manifestantes: el concierto que ofrecieron Illapu y Nano Stern. Los artistas se presentaron frente a la multitud en uno de los balcones de la Radio Plaza Dignidad, emplazada en uno de los costados del Teatro Universidad de Chile. Luego, la marcha continuó con su desarrollo alrededor del monumento.

Sin embargo, el punto negro del evento otra vez fue la violencia que se desató en las inmediaciones de la plaza. En la esquina de Ramón Corvalán con Carabineros de Chile, grupos de encapuchados se enfrentaron insistentemente con funcionarios de Fuerzas Especiales, situación que nuevamente alteró el orden público en el sector.

El hecho más grave ocurrió cuando una bomba molotov impactó de lleno a un carro lanza aguas, el que producto de las llamas quedó inutilizable. Los propios carabineros lograron extinguir el fuego, pero los manifestantes nuevamente volvieron a incendiarlo, dejándolo completamente calcinado. Ningún uniformado resultó lesionado en el ataque.

No obstante, desde la institución reportaron que producto de otros incidentes 38 carabineros en total resultaron con lesiones de diversa consideración. Algunos incluso presentaron quemaduras en cuello y manos. Otro terminó con una fractura en el tobillo.

En contraparte, el Instituto Nacional de Derechos Humanos informó que tres jóvenes sufrieron lesiones oculares en medio de los desmanes, y que fueron trasladados de urgencia para ser atendidos en la ex Posta Central.

Preliminarmente, al menos 30 personas fueron detenidas en Plaza Italia.

Se espera que este sábado en la mañana el intendente de la Región Metropolitana, Felipe Guevara, entregue un balance final sobre todos los incidentes que se han producido hoy en la capital, en conjunto con el alcalde de Santiago, Felipe Alessandri y el general de Carabineros Mauricio Rodríguez Rodríguez.

La movilización se llevó a cabo en la antesala de la marcha convocada para este domingo, donde se espera que otra vez miles de personas salgan a las calles a protestar cuando se celebre una nueva conmemoración del 8M, Día Internacional de la Mujer.

/psg