A cuatro meses del estallido social, cientos de miles de mujeres marcharon este domingo por el centro de Santiago, en una colorida manifestación donde los protagonistas fueron tanto las exigencias sociales como el fin de la violencia machista y las violaciones en Derechos Humanos.

Como es habitual, el punto de reunión fue Plaza Italia -ahora rebautizada por muchos como Plaza de la Dignidad-, para luego dirigirse hacia el poniente por Alameda. Aún así, la gran cantidad de asistentes hizo que varias calles aledañas colapsaran, y la caminata se hiciera más lenta de lo común.

Ya en las alturas del Palacio de La Moneda comenzaron los primeros incidentes, cuando algunas manifestantes derribaron las vallas de seguridad perimetrales, enfrentándose con carabineros apostados en las afueras, quienes lanzaron chorros de agua y gases lacrimógenos.

Posteriormente y con incidentes menores, la marcha avanzó tal como estaba pronosticado, hasta la calle Echaurren en las cercanías del Metro República.

La mayoría de las mujeres portaba pañuelos verdes en favor del aborto libre o de color violeta, con la consigna “NiUnaMenos”, y paradas en diversos sitios de la Alameda para realizar en conjunto la performance “Un violador en tu camino”, que popularizó el colectivo chileno “Las Tesis”. Las actividades continuaron hasta pasadas las 15 horas, y para horas de la tarde se esperaban más manifestaciones a lo largo de Chile.

Cifras polémicas

A eso de las 12 horas, cuando se daba inicio oficial a la marcha, Carabineros cifró en las asistentes en 110 mil, número que dos horas después aumentó a 125 mil y finalmente cerró en 150 mil personas, a eso de las 18 horas.

La cifra provocó gran polémica en las redes sociales, dado que desde la Coordinadora Feminista 8M cifraron la cantidad de mujeres y disidencias en 2 millones de personas, sin contar el resto de Chile.

Para explicar su cálculo, la Generala Berta Robles indicó que “el escenario -desde Plaza Italia hasta Echaurren- son 65 mil m2 y para que hubiese 2 millones de personas, al menos debieron haber 31 personas por metro cuadrado, lo cual es poco probable”.

/gap