La Organización Mundial de la Salud (OMS) anunció que los casos positivos de COVID-19 a nivel global aumentaron por primera vez en siete semanas. El director general de la entidad dependiente de la ONU, Tedros Adhanom Ghebreyesus, indicó que el repunte puede explicarse por la “relajación” de las precauciones sanitarias en distintas partes del mundo y a la mayor circulación de nuevas y más contagiosas variantes de la enfermedad.

“Estamos trabajando para entender mejor estos incrementos en transmisión, aunque en algunos casos se debe a una relajación de las medidas de salud pública, unido a la circulación de nuevas variantes (del virus) y a que la gente ha bajado la guardia, afirmó el experto etíope en una rueda de prensa.

Durante los últimos días se han superado los 400.000 casos diarios de COVID-19 en el planeta, cuando el pasado 16 de febrero esta había bajado a unos 220.000, la cifra más baja en casi medio año. En tanto el acumulado de casos en el mundo es de 113 millones, mientras que los fallecidos con coronavirus superan los 2,5 millones.

El funcionario indicó que el cambio en la tendencia se dio en Europa, América, Medio Oriente y el Sur de Asia, y lo calificó de “decepcionante pero no sorprendente”. África y Asia Oriental fueron las únicas regiones donde los casos no se movieron en esa dirección.

El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus (Shutterstock/Arhivo)El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus (Shutterstock/Arhivo)

En otro pasaje de su conferencia, Tedros resaltó la necesidad de mantener las precauciones aún entre aquellos que ya se hayan vacunado contra la enfermedad. “[Las vacunas] ayudarán a salvar vidas, pero si los países sólo confían en ellas se están equivocando”, expresó. Y llamó a continuar con las pruebas, la aislación de casos positivos y sospechosos y el rastreo de contactos, además de cuarentenas y tratamientos.

La directora de los Centros para el Control de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC), Rochelle Walensky, advirtió que “con esta cantidad de casos y las variantes que se están esparciendo, ciertamente hay chances de perder todo el terreno arduamente ganado”. “No es el momento de relajar las medidas clave que sabemos pueden detener el avance del COVID-19 en nuestras comunidades, no cuando estamos tan cerca. Tenemos la capacidad de parar una potencial cuarta ola en el país”, agregó.

En cuanto a los ciudadanos individuales, los llamó a “evitar sitios concurridos, mantener distancia física, lavar sus manos, llevar mascarilla y ventilar los recintos”. “Estamos en una crisis global que requiere una respuesta global consistente y coordinada”, resumió Tedros.