Una radical medida se tomóe para el encuentro entre el Barcelona de Arturo Vidal, y Napoli por el duelo de vuelta de los octavos de final de la Champions League. Esto porque desde región de Catalunya se anunció que el choque será a puertas cerradas, como medida preventiva por el coronavirus.

Según comentó Gerard Figueras, Secretari General de Deportes de la localidad, en diálogo con la radio RAC1, “haciendo caso de los criterios médico y los protocolos de la prudencia, y teniendo en cuenta que Italia es un país de riesgo, el partido se tiene que jugar a puerta cerrada”.

“La decisión no está tomada. Mañana habrá reuniones con el club. La prudencia será el criterio que se deberá imponer. Estamos en contacto con el equipo a raíz de la información. Se debe analizar caso a caso y semana por semana”, complementó.

Cabe destacar que el duelo entre Valencia y Atalanta por la misma ronda de la Liga de Campeones, se jugará a puertas cerradas, motivo por el cual se buscará repetir la medida para el encuentro del elenco ‘culé’, que está pactado para el miércoles 18 de marzo.

/Eduardo Méndez Garín