El día de la Mujer, que se celebra todos los años a nivel mundial, donde se exige igualdad, mejorar condiciones, en el fondo respetar a todo ser humano, no puede transformarse en banderas de un sector político, porque desde que el mundo es mundo, somos hombres y mujeres, que convivimos diariamente, en los distintos países, con culturas diferentes, y qué si no fuera así, no existiríamos como raza humana.

Que aún en nuestro país, existe discriminación hacia las mujeres, no cabe duda de aquello, sin embargo, que mejor ejemplo que en el tema previsional, que es mi tema, donde a nosotras las mujeres, nos calculan una pensión inferior a la de los hombres, por el hecho de vivir unos años más, y sin embargo, no se valoriza la maternidad, el cuidar a nuestros hijos, o postergar nuestras legítimas aspiraciones profesionales por cuidar a nuestra familia, que incluye nuestros padres y abuelos.

Dicho lo anterior, la mayoría de nosotras, como mujeres, queremos que siempre se nos respete, y para ellos debemos tener dignidad, y dar a conocer nuestras diferencias y que leyes tan añejas como absurdas en estos tiempos, puedan ser modificadas y actualizadas. Sin embargo, la forma de protestar debe marcar la diferencia, y no por ello vamos a denigrarnos con actitudes vergonzosas que nada tienen que ver con hacer actos impropios de una dama, porque lo único que se consigue es desprestigiase como mujer, con educación, con derechos y deberes.

Creo que el machismo como el feminismo, son tan detestable como cualquier extremo ya sea en lo social, político, religioso, deportivo, las personas somos civilizadas o al menos creemos que lo somos, hasta que nos vemos enfrentados a diferentes situaciones y no por ello vamos a dejar nuestra dignidad por el suelo. No es necesario hacer actos impropios e indecentes para protestar por una igualdad, pero tampoco caer en bajezas que sólo denigran a la mujer.

Es de esperar que en algún momento se vuelva a la cordura, que se modifiquen las leyes, que tengamos un mejor país, y eso pasa exclusivamente por consensos que no requieren destruirlo todo, sino por el contrario, mejorar y actualizar leyes obsoletas en todos los ámbitos y también en el previsional.

 

Margot Guerrero Bruner

Asesora Previsional

Corredor de Seguros

www.margotpensiones.com

/gap