Luego de que la semana pasada la bancada de la Democracia Cristiana (DC) no lograra definir la carta de la centroizquierda para encabezar la Cámara de Diputados durante el próximo año legislativo, esta jornada salió humo blanco.

Esto ya que los demócratacristianos eligieron por siete votos a Gabriel Silber (quien debió el año pasado bajar su candidatura tras una denuncia de violencia en su contra que luego se desestimó) como el postulante para presidir la testera y reemplazar a Iván Flores (DC) en el cargo. En segundo lugar de las preferencias quedó Víctor Torres con cinco respaldos. Y hubo un voto en blanco.

A la DC le tocará de nuevo -una vez que se concrete la votación en sala- liderar la Cámara como consecuencia del acuerdo administrativo de la oposición de 2018.

Cabe recordar que la semana pasada hubo un empate entre las dos cartas que se alzaban para obtener dicho cupo: Víctor Torres y Gabriel Silber. Ambos diputados obtuvieron seis votos y hubo uno en blanco.

Reacciones

Tras conocerse los resultados, el jefe de bancada DC, Gabriel Ascencio indicó para la elección en la sala el próximo 24 de marzo “requerimos el apoyo y respaldo de toda la oposición y que naturalmente esperamos, a partir de la mesa, seguir trabajando en la línea que ya nos fijó el presidente Flores y seguir profundizar los temas más coyunturales de ese tiempo”.

Mientras que Silber agradeció el respaldo de su partido y afirmó que “a partir de ahora me pongo a disposición de un proyecto colectivo, que es mucho más grande, que es la oposición en un año particularmente complejo, importante para el país, en la cual cada uno debe actuar con altura de miras, asumiendo la responsabilidad que tenemos sobre nuestros hombros”.

Consultado por lo ocurrido el año pasado, cuando se bajó por la denuncia en su contra, el diputado aseguró que “obviamente lo hago con humildad, también con sentido crítico. Pero también desde la posibilidad y responsabilidad que ello implica”.

/psg