La policía dispersó este martes con gases lacrimógenos una manifestación encabezada por el líder opositor Juan Guaidó para demandar elecciones que saquen del poder al presidente socialista de Venezuela, Nicolás Maduro.

Miles de personas comenzaron a marchar con Guaidó en Caracas, en momentos en los que el dirigente busca reactivar las protestas contra Maduro, aunque la concurrencia es lejana a las masivas movilizaciones que encabezó a principios de 2019.

Cuando apenas habían recorrido unas pocas cuadras, una barricada de agentes de la Policía Nacional con equipos antimotines les cortó el paso por una avenida, mientras un carro blindado bloqueaba otra.

“¡Este piquete no representa a Venezuela, este piquete representa la dictadura!”, gritó Guaidó ante las fuerzas de seguridad.

Cuando quiso dialogar con los agentes, estos dispararon bombas lacrimógenas y la multitud se dispersó. Un puñado de jóvenes con el rostro cubierto respondió lanzando piedras y palos contra los efectivos.

/gap