Personal de la Policía de Investigaciones (PDI) detuvo al padre de un niño de 11 años que fue encontrado apuñalado a orillas del río Tinguiririca, en la región de O’Higgins.

El cuerpo fue encontrado por los familiares del menor, quien se encontraba desaparecido desde horas de la noches del lunes, cuando salió a andar en bicicleta en la comuna de Palmilla.

A eso de las 21:00 horas, y al notar que se oscurecía y el niño no regresaba, su familia comenzó la búsqueda que terminó con el hallazgo del cadáver que presentaba múltiples heridas cortopunzantes.

Según el jefe de la Brigada de Homicidios de Rancagua, comisario Iván Larregla, el padre del menor fue quien avisó del hallazgo en un sitio erizado. Tras recolectar datos, evidencia, levantamiento de información y de declaraciones de cercanos se llegó a la convicción de detener al sujeto la tarde de este martes, por el delito de parricidio.

El fiscal de Santa Cruz precisó que los antecedentes “vinculaban directamente al hombre y con los antecedentes existentes el imputado reconoció su participación en los hechos”.

El imputado de 32 años, arriesga penas que van de 15 años y un día de presidio.

/gap