El presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, anunció una nueva movilización para este jueves, después de que las fuerzas represoras del régimen de Nicolás Maduro atacaran de manera violenta la marcha que fue convocada este martes con el objetivo de dirigirse hasta el Palacio Federal Legislativo, sede de la Asamblea Nacional.

Juan Guaidó rodeado por simpatizantes en manifestación contra la dictadura
Juan Guaidó rodeado por simpatizantes en manifestación contra la dictadura

Guaidó anunció la convocatoria de la nueva movilización durante una sesión de la Asamblea Nacional celebrada en la plaza Alfredo Sadel de Las Mercedes al sur este de la ciudad de Caracas y en la que aseguró haber logrado su objetivo, al aprobar el Pliego Nacional de Conflicto, documento con el que el líder de la oposición pretende poner de relieve los problemas que existen en Venezuela a causa de la crisis política y económica.

Rodeado por sus partidarios y por los micrófonos de los medios de comunicación, Guaidó, a través de un megáfono, mandó un “saludo fraterno” durante su intervención, para sus “amigos”, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, y el de Ecuador, Lenín Moreno, para quienes pidió un “aplauso”.

“Todos estamos juntos en esto, Venezuela es una, el dictador no tiene nada que hacer” dijo el presidente interino, quien, de acuerdo con el diario El Nacional, intentó junto con algunos diputados negociar con los agentes allí presentes para que les dejaran continuar. No obstante, un grupo de infiltrados en la manifestación, a los que Guaidó supo descubrir y los calificó como “pertenecientes al G2 cubano” lanzaron objetos contundentes contra los uniformados, pese a que el mandatario intentó controlarlos, esto causó que los funcionarios respondieran reprimiendo de manera brutal con gases lacrimógenos contra los ciudadanos que intentaban avanzar en la marcha guiados por el presidente encargado.

Guaidó intenta controlar violencia en la manifestación
Guaidó intenta controlar violencia en la manifestación

Miles de venezolanos acudieron a la convocatoria realizada por Guaidó con el objetivo de llegar a la Asamblea Nacional, en el centro de Caracas, donde buscaban aprobar su Pliego Nacional de Conflicto e intentar así aumentar la presión sobre el régimen de Nicolás Maduro.

Según el portal de noticias Efecto Cocuyo, agentes de la Policía y la Guardia Nacional Bolivariana (PNB y GNB) se desplegaron desde primera hora en los alrededores de la sede legislativa y en otros puntos de la capital venezolana, llegando incluso a restringir el tráfico de vehículos en las principales autopistas que conectan los estados de Miranda y Vargas con Caracas.

“La dictadura actúa de manera predecible, sabíamos que enfrentaríamos el despliegue de lo único que les queda”, escribió Guaidó en su cuenta oficial de la red social Twitter, al mismo tiempo que pidió a sus simpatizantes “no caer en la violencia”. “Hagamos que cada policía, cada guardia, cada esbirro vea y escuche que somos más y vamos pa’encima y juntos”, agregó.

Aún no se conocen los detalles de la nueva movilización convocada para este jueves, se espera que el presidente encargado pueda dar las directrices de esta nueva movilización en las próximas horas.

/psg