Los precios del cobre volvieron a terreno negativo este miércoles mientras se borraba el optimismo por medidas de estímulo que se implementarían en Estados Unidos y se incrementaban las preocupaciones por el impacto en la economía mundial de la rápida propagación del brote de coronavirus a nivel global.

El valor contado del metal cerró con un descenso de 0,82% a US$2,51835 la libra en la Bolsa de Metales de Londres, mientras que los futuros a tres meses cotizaban con un retroceso de 1,32% a US$2,5065 la libra.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, presentó ante el Congreso un paquete de estímulo económico que incluye una rebaja a 0% en la nóminas salariales pero no hubo señales de que se pudiera avanzar rápidamente en un acuerdo con los parlamentarios demócratas.

El cobre ha sido especialmente sensibles al brote ya que China, el país más afectado es a su ves el principal consumidor mundial de metales.

“Hasta ahora, los efectos económicos del virus han sido más notorios en China. Los PMI oficiales de febrero mostraron retrocesos muy sustantivos, alcanzando niveles por debajo de los observados en la crisis financiera (manufacturero: 35,7 puntos; servicios: 29,6 puntos)”, señaló Santander en un informe.

“Las proyecciones de crecimiento para este año se han comenzado a ajustar a la baja, desde un 6% que se esperaba a fines del año pasado hasta 5,5%. Algunas proyecciones más pesimistas apuntan a una expansión de solo 4%”, añadió.

/psg