23.7 C
Santiago
Sábado 4 Abril 2020
Inicio Internacional Casi 200 soldados de Corea del Norte habrían muerto por el coronavirus...

    Casi 200 soldados de Corea del Norte habrían muerto por el coronavirus y otros miles estarían en cuarentena, pero Kim Jong Un jamás reconocerá la crisis

    La postura oficial de Corea del Norte sigue ser negar la llegada del coronavirus: "La enfermedad infecciosa aún no llegó a nuestro país".

    829

    Cientos de soldados norcoreanos han muerto por el coronavirus, y varios miles están en cuarentena.

    Pero los líderes de la nación se apegan a la narrativa oficial de que la epidemia mundial no les ha llegado.

    Según Daily NK, una organización de noticias de Corea del Sur, el virus COVID-19 mató a 180 soldados norcoreanos en enero y febrero y ha puesto a otros 3.700 a la cuarentena. Y de acuerdo con la Agencia de Noticias Yonhap, respaldada por el Gobierno de Corea del Sur, Corea del Norte puso en cuarentena a casi 10.000 personas por temor al coronavirus, pero liberó a casi 4.000 porque no presentaban síntomas.

     Pero la posición del Gobierno de Corea del Norte no ha cambiado. El país se ha resistido a proporcionar información transparente sobre el brote dentro de sus fronteras.

    “La enfermedad infecciosa aún no ha llegado a nuestro país”, dijo el lunes el periódico Rodong Sinmun, controlado por el Gobierno de Corea del Norte, según Newsweek.

    Hasta el lunes, el coronavirus había infectado a más de 111.000 personas en todo el mundo y ha causado casi 3.900 muertes.

    El ejército de Corea del Norte está iniciando nuevos protocolos para hacer frente al virus

    El Daily NK atribuyó su información a un informe del cuerpo médico del ejército norcoreano. Se pidió a los hospitales que prestaban servicios el ejército que proporcionaran datos sobre la cantidad de soldados a su cargo que murieron de fiebres altas provocadas por neumonía, tuberculosis, asma y resfriados, así como sobre los que estaban en cuarentena.

    El informe en sí causó furor entre los militares, según una fuente del Daily NK, quien dijo que los funcionarios han ordenado a los hospitales militares que desinfecten a fondo las áreas donde se alojan soldados en cuarentena. Los soldados con sistemas inmunes débiles o aquellos con antecedentes de mala salud también están siendo monitorizados de cerca, dijo la fuente.

    Los líderes de las unidades militares también pueden esperar ser castigados si no se sigue el protocolo adecuado dirigido a controlar la propagación del coronavirus, dijo el Daily NK.

    “Las evaluaciones futuras sobre la preparación para una batalla incluirán una revisión de cuántos soldados han muerto”, dijo la fuente, y añadió que los oficiales “serán responsables de las muertes ocurridas en sus unidades”.

    The coronavirus began in China, which has a relatively porous border with North Korea.
    El coronavirus comenzó en China, que tiene una frontera relativamente porosa con Corea del Norte. Getty Images

    Las autoridades están buscando aumentar el suministro de alimentos de los soldados para que sus cuerpos estén mejor equipados para resistir al COVID-19, dijo la fuente del Daily NK, y señaló que las personas “a cargo de las operaciones logísticas de los militares están enfatizando que los soldados reciben al menos 800 gramos de comida por día. También enfatizan que los soldados comen tres purés de soja al día, en lugar solo uno como es habitual”.

    Los expertos dicen que Corea del Norte está amenazada por su frontera porosa con China, la ausencia de suministros médicos y un sistema de salud “desmoronado”. Pero los funcionarios, a pesar de insistir en que no ha habido casos de coronavirus, pusieron a 380 extranjeros, la mayoría de los cuales son diplomáticos, en cuarentena durante más de un mes, informaron medios estatales de Corea del Norte el 24 de febrero.

    Se emitió una advertencia en Rodong Sinmun que consideraba “absolutamente inaceptable” que los ciudadanos de Corea del Norte interfieran con los pasos del Gobierno para detener el coronavirus. Eso incluye a aquellos que se oponen a usar máscarillas, según Newsweek.

    El brote de COVID-19 plantea un peligro “impredecible”, por lo que el trabajo del país para “bloquear completamente todas las rutas a través de las cuales puede fluir la enfermedad infecciosa debe continuar con alta intensidad”, dijo Rodong Sinmun.

    /Gap