Corría el minuto 78 del clásico entre el City y el United y lo pero venía para Claudio Bravo. El portero venía mostrando un buen nivel cada vez que fue requerido, pero en aquel momento sufrió con una mala caída. El golero salió a cortar un centro y al caer su cara lo dijo todo: Una mueca de dolor que demostraba que se había lesionado.

El capitán de la “Roja” se tiro al suelo, esperó a ser atendido y terminó abandonando el campo en camilla. Y si bien aún se desconoce la gravedad de su dolencia, en el City ya saben que no podrán contar con el nacional por un tiempo. “Bravo está lesionado y parece que puede perderse algunos partidos, pero mañana veremos, cuando hablé con el doctor”, sentenció Guardiola al término del compromiso.

Con respecto a lo que fue el compromiso ante el United, que terminó en empate sin goles, el técnico de los “Citizens” aseguró que si bien no era el resultado que esperaban, mantendrán el espíritu pensando en lo que queda de certamen. “El mejor resultado habría sido la victoria, claro. Quedan cinco partidos, tres en casa y dos fuera. Tenemos que seguir luchando”, concluyó.