Los casos de coronavirus en Nueva York aumentaron en 1.769 y suman un total de 4.152, según informó el gobernador Andrew Cuomo, quien dijo que la situación le recuerda a la vivida tras los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001.

Andrew Cuomo (REUTERS/Andrew Kelly)
Andrew Cuomo

El líder estatal reportó en conferencia de prensa que más de la mitad de los casos (2.469) corresponden a la ciudad de Nueva York, donde se registraron 1.129 en el último reporte.

“Estamos peleando en dos frentes: combatiendo al coronavirus y al miedo. El miedo es más peligroso”, declaró. “Como neoyorquino, me recuerda al 11 de septiembre. En un momento te cambia toda la perspectiva”, añadió Cuomo.

Horas antes, el gobernador había señalado que los casos en el estado iban “a saltar astronómicamente” luego de haber realizado una cifra récord de pruebas durante la noche. “No puedes ver estos números como la bolsa de valores, sino como el número de exámenes realizados. Hay mucha gente enferma que no ha sido diagnosticada”, expresó.

Además, destacó la necesidad de los respiradores artificiales para atender a los pacientes, señalando que el estado cuenta con entre 5.000 y 6.000, pero podría llegar a necesitar “unos 30.000″.

Cuomo también pidió que todos los empleados trabajen desde sus casas y elevó la orden obligatoria para que el 75% de la fuerza laboral de las empresas se queden en sus hogares, ya que antes la cifra mínima era de 50%.

/psg