Un correo electrónico envió ayer el ministro de Hacienda, Ignacio Briones, a las 19.45, a sus pares del gabinete. ¿La razón? Convocarlos a realizar, de manera voluntaria, una rebaja en sus sueldos.

El asunto del e-mail se titula “rebaja voluntaria sueldos ministros”. Y en él, el secretario de Estado argumenta la solicitud -que es de iniciativa suya, según explican en el gobierno- señalando que “se vienen meses muy difíciles para muchos compatriotas que verán fuertemente reducidas sus fuentes de ingreso. Tanto por pérdida de fuentes laborales (accediendo al seguro de cesantía y a una renta parcial, quienes tengan acceso), como miles de independientes e informales que verán severamente reducidos sus ingresos”. Esto, en un contexto en que el coronavirus ha generado un impacto en la economía global y nacional obligando al gobierno, incluso, a anunciar un plan para hacer frente a la materia.

Así, Briones -quien, según la encuesta semanal de Cadem conocida hoy, es el ministro mejor evaluado del gabinete- agrega en el correo que “no necesito señalar el drama que esto significará para esas familias”. Y, por esta razón, indica que “quiero invitarlos a que, como gabinete, empaticemos con esa dura realidad de miles y estemos disponibles para una rebaja voluntaria de nuestros sueldos de ministros”. Y agrega: “Propongo una rebaja unilateral y transitoria de 30% en nuestros sueldos por los próximos 6 meses. La cifra de 30% se justifica en que el primer mes del seguro de cesantía implica una remuneración equivalente a un 70% del sueldo”.

Además, Briones sostiene que cree que esta medida, si es que logran consenso entre los ministros, se puede “extender la petición voluntaria a los subsecretarios”.

El titular de Hacienda, además, afirma en el correo que si bien “puede que esto suene a una medida simbólica”, recalca que “los símbolos importan demasiado en una situación como la que viviremos. Esos símbolos nos unen como chilenos”.

Según Transparencia, un ministro gana un sueldo bruto de $9.349.853, y un sueldo líquido de $6.980.507. Con la rebaja impulsada por Briones, quedaría en $6.544.898 y $4.886.355, respectivamente.

En todo caso, el porcentaje que recomienda Briones es inferior al proyecto de ley que fue aprobado en la Cámara de Diputados, en noviembre del año pasado, en el que se impulsaba disminuir en un 50% la dieta de parlamentarios y de altas autoridades.

Rebaja a mayores rentas del sector público

En su correo electrónico, el titular de Hacienda también indica que si se concreta el “gesto” por parte de ministros, se “abre también una chance a que yo pueda solicitar a la Anef y funcionarios públicos de mayores rentas una rebaja de sus remuneraciones”.

“Los funcionarios públicos tienen el privilegio de no temer perder ni sus empleos ni sus ingresos. Buena parte de los chilenos, sí”, agrega. Briones, además, sostiene que “creo que también nos legitima para hacer un llamado al sector privado y emular el gesto del sector público, generando una cuenta con descuento por planilla que acumule los fondos del esfuerzo de todos quienes tenemos trabajo y altas rentas”.

Según los cálculos de Briones, los montos a recaudar a raíz de estas rebajas pueden ser “muy significativos”.

“Fácilmente, US$500 millones anuales en el sector público (si los altos directivos y profesionales redujeran su sueldo en 10%) y otro tanto en el mundo privado. Podríamos centralizar esos montos en una cuenta única. A modo de ejemplo, esa cifra permite financiar 7 meses de bonos para 2 millones de chilenos”, plantea en el escrito.

“Quedo atento a sus reacciones y a su disposición a anotarse en la lista de abajo si están disponibles para este gesto, partiendo por quien les escribe”, dice Briones para cerrar el correo, anotando su nombre primero en la lista.

/psg