Nuestro país está pasando por una situación muy difícil, de la cual nadie puede permanecer ajeno a ello, en todos los ámbitos. Sin embargo, una de las materias que más aflige a nuestros adultos mayores, sigue siendo en materia previsional, las paupérrimas pensiones después de trabajar toda una vida.

Es urgente que se modifique, el echo de que las personas que están próximas a unos meses o un par de años, para cumplir la edad legal, puedan adelantar el proceso, que teniendo fondos suficientes no se les permita utilizarlos y ello no significa ni un peso al estado. Estos son los momentos en que la vida vale más que cualquier poder económico, que la desigualdad se transforme en necesidad de flexibilizar ese impedimento y las personas puedan acceder a parte de sus ahorros previsionales, que son suyos y sólo las entidades lo administran, con ganancias suculentas.

El virus que nos está atacando como humanidad, está haciendo estragos, en todas las personas, de todo el mundo, y nosotros no estamos ajenos a ello. Los adultos mayores, nuevamente son los más perjudicados, la vida nos en enseña lo frágiles que somos ante un enemigo invisible pero que nos ataca sin piedad.

Esto es peor que cualquier desastre natural, qué como país, siempre estamos siendo víctimas, pero sabemos salir adelante, por la fuerza que tenemos y la solidaridad, algo mermada en estos tiempos, pero que permite sacar lo mejor de nosotros.

La mayoría de los adultos mayores, no pueden trabajar, están confinados en sus casas, muchas veces sin recursos, con enfermedades crónicas, con la mayor probabilidad de adquirir el virus del coronavirus, que a todos nos aterra y nos tiene entre cuatro paredes, sin saber si vamos a salir con vida después de esta pandemia a nivel mundial.

Un llamado al gobierno, a los políticos, que actúen en consciencia que la salud no tiene precio, que la vida siempre es lo primero y proteger a nuestros adultos mayores, que no pueden salir de sus casas, que no pueden trabajar y que sólo quieren tener un ingreso que les pertenece por el esfuerzo en post de hacer grande a nuestro país.

Un saludo cordial, a todos los adultos mayores, fuerza y vida.

 

Margot Guerrero Bruner

Asesora Previsional

Corredor de Seguros

www.margotpensiones.com