El fútbol chileno sigue detenido, por lo que sus jugadores, guardados en cuarentena, siguen sus rutinas de entrenamiento en la casa. Uno de los que ha tenido que adaptarse a esta rutina es el venezolano Luis del Pino Mago, defensa de Universidad de Chile.

“Los futbolistas tienen las mismas características, tratamos de mantener la disciplina y motivación sin tener que competir no es fácil, pero nos despacharon implementos desde el club lo que nos ayuda muchísimo. No es lo mismo, pero nos sirve para cuando se retome podamos hacer, quizás, una mini temporada para estar en forma”, señaló en entrevista con Radio Agricultura.

Sobre su rutina durante el día, aclaró que “como algo, hago ejercicio, aprovecho la mañana, y después disfrutar con la familia. Compramos juegos de mesa para disfrutar diariamente. Solo he salido a comprar las cosas que faltan en la casa”.

 “Estoy en la casa, con la familia, disfrutando estos momentos con ellos, buscando el lado positivo, algo que es lo más responsable para quienes pueden hacerlo, pensando en la salud y el bienestar social para que siga la vida normal”, agregó.

El defensa azul aseguró que existe un seguimiento de sus entrenamientos. “Hay un control diario de lo que hacemos cada uno y el nivel de exigencia que tenemos. Semanalmente nos dirán cómo mantener el balance de nuestra preparación, lo que es difícil, pero necesario para volver con un buen físico”.

Sobre su comodidad en la posición de lateral izquierdo, aseguró Luis del Pino Mago que “es complicado estar quizás mano a mano y de lateral eso es mayor, aparte tienes que colaborar con el ataque, pero el margen se reduce y no es lo mismo que lo pierdas en la banda que como central. Cada posición tiene riesgos y sus virtudes”.

“No tengo naturalidad en una sola posición, me ha tocado jugar en las posiciones que me pongan porque aporto y lo más importante es que el equipo gane”, concluyó.

/Eduardo Méndez Garín