Carabineros entregó un nuevo balance por la segunda jornada de toque de queda decretada a nivel nacional producto del brote del Covid-19, el que suma, según el último reporte del Gobierno, 746 contagios a lo largo de todo Chile.

La restricción rigió desde las 22:00 del lunes y 05:00 del martes, e implicó la retención de 248 personas, quienes fueron sorprendidas circulando en la vía pública.

De acuerdo a lo informado, dichos sujetos fueron conducidos hasta recintos policiales, donde se definió, previa coordinación con el fiscal de turno de la jurisdicción correspondiente, si se les entregaba salvoconducto o mantenía retenidos hasta el término de la restricción.

La cifra casi duplica a aquella informada por la primera noche de toque de queda, cuando ayer dio cuenta de 146 retenidos a nivel nacional.

Carabineros también señaló que en la última jornada se entregaron 44.860 salvoconductos: 22.392 a través de la Comisaría Virtual y 22.468 de manera presencial.

Fue el subsecretario del Interior, Juan Francisco Galli, el que ayer se refirió a estos permisos, llamando a distinguir los casos que se pueden presentar.

Por un lado, detalló, se encuentran aquellos “que por la naturaleza del trabajo que realizan tienen naturalmente permiso de salvoconducto con su credencial”, como lo son los funcionarios públicos o de la salud.

También se considera aquellos que, por una emergencia, deben solicitar el permiso, ya sea en una unidad policial o a través de la Comisaría Virtual de Carabineros; y quienes, trabajadores de empresas que funcionan durante el toque de queda, cuentan con un mecanismo alternativo de inscripción, el que consiste en un correo electrónico especial. Entre estos se incluyen, por ejemplo, aquellos que se desempeñan en la cadena de suministro.

/psg