El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, informó este martes de que los casos de COVID-19 en el estado, epicentro de la pandemia en EEUU, ascendieron hasta 25.665, al tiempo que pidió ayuda federal para aumentar los insumos y la maquinaria médica en el estado.

“Necesitamos 30 mil respiradores”, dijo.

El gobernador de Nueva York Andrew Cuomo durante la visita a un hospital este lunes (REUTERS/Mike Segar)
El gobernador de Nueva York Andrew Cuomo

El gobernador aseguró que el resto del país debería ver a Nueva York como “un caso de prueba”.

“Nueva York va primero. Tenemos la tasa de infección más alta y más rápida. Lo que le está sucediendo a Nueva York terminará sucediendo en California, el estado de Washington y Illinois”, dijo.

Por eso, instó: “Les pido que ayuden a Nueva York para que se ayuden a ustedes. Salvando vidas aquí van a salvar vidas en sus comunidades”.

Cuomo también se refirió indirectamente a las palabras del presidente Trump, quien más temprano, en su conferencia de prensa diaria, propuso que los ciudadanos retornen a las tareas y a la productividad para evitar que el freno de la economía sea absoluto y provoque una depresión “peor que la enfermedad” que la causó, en referencia al coronavirus COVID-19

“No nos hagan elegir entre cuidar salud y cuidar la economía. Podemos hacer las dos cosas”, dijo Cuomo.

/psg