Tras ser despachada ayer por el Congreso, el Presidente Sebastián Piñera, promulgó este martes la ley que regula el trabajo a distancia o teletrabajo. Iniciativa que tiene por finalidad dotar de una regulación flexible a los trabajadores para que puedan desempeñar sus labores en su domicilio.

La iniciativa fue promulgada por el Mandatario a través de una videoconferencia con la ministra de Trabajo, María José Zaldívar, la presidenta de la Asociación de Emprendedores de Chile (Asech), Alejandra Mustakis, además de personas que ocupan dicha modalidad de trabajo.

“Este proyecto lo que busca es darle más oportunidades y más libertad a los trabajadores chilenos, y va a ser muy útil para todos, pero especialmente para las mujeres, los jóvenes y los adultos mayores”, manifestó el jefe de Estado, agregando que “esto no pretende precarizar o debilitar los derechos de los trabajadores”.

En ese sentido, Piñera puntualizó que “esto lo que busca es que respetemos las preferencias que libremente adopten los trabajadores, cualquier modalidad de teletrabajo o trabajo a distancia necesita un acuerdo, entre los empleadores y los trabajadores. Por tanto, nada se hace sin la voluntad libre o soberana de cada trabajador”.

Detalles de la ley

La nueva legislación indica que el trabajador y el empleador deberán pactar en el contrato o en un anexo la modalidad de teletrabajo. Legislación que cobra especial relevancia en medio de la emergencia por el coronavirus, permitiendo a los trabajadores desempeñar formalmente sus labores sin asistir a la empresa en forma presencial.

La normativa impulsada por el Mandatario en su primera administración, busca compatibilizar la necesaria adaptabilidad laboral que requieren varias nuevas formas de contratación con las protecciones a que tiene derecho todo trabajador dependiente.

Además, se permite que si un trabajador ya tiene una relación laboral, de carácter presencial en la empresa, pueda acordar con su empleador el cambio total o parcial a la modalidad de trabajo a distancia o teletrabajo, combinando así de mejor forma las responsabilidades laborales con las familiares y su vida social.

Según la ministra del Trabajo, María José Zaldívar, estos son los principales puntos del recién aprobado proyecto:

  • Si bien esta modalidad de trabajo ya existía, en muchas ocasiones no se utilizaba por desconocimiento y falta de regulación. Con su aprobación, el empleador estará obligado a suscribir un contrato de trabajo o anexo a quienes presten servicios fuera de la empresa.
  • Esto garantizará que los trabajadores que opten por esta modalidad tengan todos los derechos laborales. Es importante precisar que, los equipos, materiales y herramientas que el trabajador necesite para realizar sus funciones deberán ser otorgadas por el empleador.
  • El trabajador no puede ser obligado a utilizar herramientas de su propiedad. Los costos de operación o mantención también serán responsabilidad del empleador. Por otro lado, el trabajador podrá combinar su jornada de trabajo en la empresa.
  • El trabajador podrá dividir su tiempo en las dependencias de la empresa y también fuera de ella.
  • Respecto al horario de trabajo, se establece la misma normativa del código, aunque si sus funciones lo permiten, el trabajador podrá distribuir libremente su jornada.
  • La remuneraciones no se verán afectadas ya que se trata de un acuerdo entre el empleador y el trabajador, que no permite el menoscabo de sus derechos laborales.

/psg