La llegada del Coronavirus al país dejó su primera víctima el pasado sábado. Se trató de una mujer de 82 años quien falleció tras contraer la enfermedad transmitida por un familiar en su casa de Renca.

El mismo día, el ministro de Salud, Jaime Mañalich comunicó la noticia en un punto de prensa. El secretario de Estado señaló que la víctima se encontraba «postrada» y que su contagio se había dado en una reunión familiar con alrededor de 20 personas. Además, señaló que la había contagiado un familiar que había llegado del extranjero.

Respuesta

Sobre aquella información entregada por el ministro, la familia de la víctima redactó una carta pública desmintiendo las palabras de Mañalich.

«Como familia estamos destrozados, toda pérdida de un ser querido es difícil y dolorosa. Pero en estas circunstancias, el dolor se agudiza, debido a que no pudimos despedirnos ni realizar una cristiana sepultura», comienza el texto.

«El día 8 de marzo como siempre se realizó un almuerzo familiar. A este almuerzo no asistió toda la familia, sino que estuvieron solo 7 familiares (no es cierto que fuesen 20 personas)», corrigieron.

«Dentro del grupo familiar, se encontraba un primo político (esposo de una prima), este familiar no vive en Renca. Como tampoco viajó fuera de Chile ni nadie de su grupo familiar. Él trabaja en COMPIN de Santiago Centro».

Al saber del contagio de ese primo político, la familia afirmó que de inmediato «se comunicaron con las autoridades comunales y comenzaron a realizar cuarentenas preventivas».

«Nuestra familia no quiere entrar en discusiones políticas y no queremos que el fallecimiento de nuestra abuela se utilice para eso, pero solo solicitamos al ministro Mañalich que rectifique sus dichos: no hubo una fiesta familiar (solo un almuerzo), nuestro familiar no viajó fuera de Chile. Nuestro familiar se contagió en el COMPIN. Nuestra abuela se realizó el examen en su casa e inmediatamente fue derivada al hospital. La familia no tomó ninguna decisión. En cuanto a los cuidados paliativos, estos fueron exclusivamente del personal de salud», finalizaron.

/gap