A estas alturas, la pandemia de coronavirus ya se ha extendido por el mundo. Los principales medios de comunicación publican imágenes apocalípticas de ciudades desierta, sin personas, como si nunca hubieran existido. Pero si que están, confinadas en sus casas obedeciendo a los gobiernos fielmente que han decretado cuarentena obligatoria. Es inútil escribir los datos oficiales, ya que están aumentando cada segundo, pero que los podemos contar en cientos de miles de infectados y decenas de miles de muertos. Y lo que mucha gente se pregunta es si se podría haber evitado. Por suerte tenemos Internet, que todo queda registrado. El pasado año publicamos como la Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió que una enfermedad similar a la gripe podría extenderse por todo el mundo en tan solo 36 horas y matar a 80 millones de personas.

El informe citaba la pandemia de “gripe española” de 1918, que mató a unos 50 millones de personas. Y dijeron que, si ocurriera un brote similar en la actualidad, el número de muertos sería aún peor y la enfermedad se extendería mucho más rápido dado el gran número de personas que viajan en avión todos los días. Curiosamente, unos meses después tal pandemia se hizo realidad y no solo esta acabando con parte de la humanidad, también con la economía mundial. Y cuando aún nos encontramos inmersos en la crisis del coronavirus, otra amenaza se cierne sobre nosotros y de nuevo procedente de China.

¿Una nueva pandemia?

Una persona ha muerto de una infección causada por el hantavirus transmitida por roedores en China, lo que ha provocado el miedo en la población ante una pandemia de “coronavirus 2.0”. El periódico chino Global Times informó sobre la muerte del hombre el lunes por la noche.

“Una persona de la provincia de Yunnan murió mientras regresaba a la provincia de Shandong para trabajar en un autobús alquilado el lunes”, publicó Global Times en su cuenta de Twitter. “Dio positivo por hantavirus. Otras 32 personas en el autobús fueron evaluadas”.

El hantavirus es un tipo de virus extremadamente raro que infecta a los humanos a través del polvo contaminado por la saliva, la orina o las heces de un roedor, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC). Causa una enfermedad que ataca el corazón y mata a alrededor del 36 al 40 por ciento de los pacientes. Los síntomas incluyen fiebre, dolores musculares, dolores de cabeza, tos, náuseas y vómitos.

Algunos pacientes pueden desarrollar síntomas graves o potencialmente mortales, y pueden pasar hasta seis semanas desde el momento de la exposición para que aparezcan los síntomas. Se han identificado cepas de la enfermedad en Europa y Asia desde la década de 1950. Estados Unidos ha registrado 728 casos de hantavirus desde 1993 hasta enero de 2017.

Según los epidemiólogos, la mejor manera de detener la propagación de los hantavirus es prevenir las infestaciones de roedores y limpiar a fondo las áreas donde se encuentran los excrementos de estos. La Organización Mundial de la Salud detectó un brote de este virus con 100 casos en Panamá en 2018 y concluyó que “no había un riesgo significativo de propagación internacional”.

Y como era de esperar el pánico se ha desatado en China y en todo Internet, con muchas personas diciendo que una nueva pandemia en estos momentos sería el fin de la humanidad. Al igual que ocurrió cuando comenzó la propagación del coronavirus en Wuhan, los científicos han querido erradicar rápidamente el miedo generalizado de otra posible pandemia. Han querido dejar claro que, aunque los países de todo el mundo están en alerta máxima debido al coronavirus, no hay indicios de que el hantavirus represente una amenaza para la salud pública.

“El riesgo de infectarse con un hantavirus en Canadá o en otras partes del mundo es bajo”, dijo un portavoz de la Agencia de Salud Pública de Canadá a Global News en un comunicado. El portavoz señaló que casi todas las formas del virus no se transmiten a través del contacto de persona a persona.

“Esto es histeria», dijo la Dra. Stephanie Smith, especialista en enfermedades infecciosas de la Universidad de Alberta. “Hemos visto hantavirus aquí en Canadá y en los Estados Unidos durante muchos años”.

mortal virus hantavirus - Un nuevo y mortal virus se está propagando por China, el 'Hantavirus'

Por su parte, los CDC también han querido tranquilizar a la población diciendo que el hantavirus no es nuevo y no se transmite de persona a persona. Sin embargo, la explicación de los expertos no ha tenido el efecto deseado, ya que la comunidad científica ha perdido credibilidad con la pandemia de coronavirus. Recordemos que cuando surgió el COVID-19 nos dijeron que no teníamos que preocuparnos, que no seria un problema. Es más, la OMS tardó meses en decretar la pandemia, cuando muchos epidemiólogos ya estaban advirtiendo de la situación en la que nos encontramos hoy. Y una nueva pandemia ahora nos llevaría a un verdadero apocalipsis. Por no decir que parece que las “puertas del infierno” se han abierto en China.

¿Crees que el hantavirus puede ser otra nueva pandemia?

/psg