Confusión existe entre el círculo íntimo de Carmen, una mujer de 81 años que había sido dada de alta por coronavirus y falleció 36 horas después.

Todo comenzó el lunes 23 de marzo, cuando se anunciaba a la primera paciente infectada que dejaba de depender de un respirador mecánico en Valladolid, España.

Tras una semana internada de urgencia, su salida y recuperación fue mérito de aplausos y reconocimiento a la labor médica en el centro de salud, hasta el punto de ser catalogada como “una recuperación bastante espectacular”. Videos de los festejos fueron ampliamente viralizados en redes sociales.

36 horas después

Luego de la recuperación, la paciente fue destinada a su hogar, donde pasaría sus días recordando la batalla ganada al asiático virus.. o eso al menos se pensaba. Frente todo los pronósticos, la mujer falleció.

“Es un golpe muy duro, ayer parecía tan feliz y hoy está muerta”, lamentó Teresa, la hermana de Carmen, en declaraciones a El Diario de Valladolid. “Ayer salía aplaudiendo y lanzando besos, y ahora la están enterrando y yo no puedo ir”, sentenció.

Así se fue de alta

/gap