El 29 de marzo es un día histórico para el deporte nacional. Es que se cumple un nuevo aniversario del momento en que Marcelo Ríos alcanzó el número uno del mundo, pasando a ser leyenda en el ámbito nacional y el tenis mundial.

Dicho 29 de marzo de 1998, el “Chino” se impuso a Andrés Agassi por parciales de 7-5, 6-3 y 6-4 en la final en Key Biscayne, ahora Masters 1000 de Miami, y que en ese entonces en la definición por el título se jugaba al mejor de cinco sets.

En tanto, en la competición eliminó a tenistas de la talla de Thomas Enqvist, Tommy Haas o Tin Henman, en un torneo en que el zurdo de Vitacura mostró un nivel superlativo y en que ya se sabía que era cosa de días para que se convirtiese en el mejor del orbe.

Además de alcanzar el 1° del escalafón mundial desplazando a Pete Sampras, el título de Key Biscayne significó para el “Chino” Ríos su tercer Masters 1000 tras Montecarlo e Indian Wells, ganando en después el de Roma en 1998 y Hamburgo en 1999.

/Eduardo Méndez Garín