En horas de la tarde de ayer domingo, un intento de motín se produjo en la Cárcel de Puente Alto. Según testigos, se produjeron focos de incendio en al menos dos torres, lo que provocó la rápida llegada de Bomberos.

La razón de todos los desórdenes fue la confirmación de un caso por Coronavirus en uno de los reos. Provocando la molestia de los demás internos quienes acusaron un mal manejo de Gendarmería y las autoridades sanitarias.

«Debido al plan nacional que tiene Gendarmería de prevención del coronavirus, el día jueves fueron atendidos tres internos que presentaron alguna sintomatología, y uno de ellos, se nos informó hoy por parte de la seremi de Salud, dio positivo«, afirmó José Provoste, alcaide del recinto penitenciario.

«Se le comunica esta notica a la población penal, para que ellos mantuvieran la calma, de que los protocolos se estaban manteniendo», agregó.

Aislado

Provoste informó que el interno, que cumple prisión preventiva hace tres meses, se encuentra aislado en una habitación especial. Además otros ocho internos iniciaron una cuarentena preventiva.

«A su vez, otras 8 personas privadas de libertad que mantuvieron contacto con el interno, fueron derivadas a un sector habilitado para casos de aislamiento preventivo«, cerró el comunicado de Gendarmería.

/gap