Arrastrando las consecuencias del estallido de las crisis social del pasado 18 de octubre el mercado laboral se ve impactado, una vez más y experimentan una nueva alza en la tasa de desempleo. De acuerdo a los datos de la Encuesta Nacional de Empleos (ENE) del Instituto Nacional de Estadísticas , la desocupación llegó a 7,8% en el trimestre móvil diciembre-febrero.

La cifra se situó 0,4% por encima de lo anotado en el trimestre previamente anterior cuando con la actualización de la encuesta, el desempleo llegó a 7,4% en el trimestre móvil noviembre-enero y también se ubicó por sobre el 7,5% que proyectaba en mercado.

Se trata de un alza de 0,8 puntos porcentuales en doce meses, y se explicó por el incremento de 2,6% de la fuerza de trabajo, mayor a la registrada por los ocupados (1,7%). Por su parte, los desocupados tuvieron un alza de 13,9%, influidos por los cesantes (13,4%) y quienes buscan trabajo por primera vez (17,4%).

Con este escenario de dos alzas seguidas en la tasa de desempleo, la advertencia planteada por el Banco Central en su IPoM pasado respecto a una posible tasa de desempleo sobre el 10%, se empieza configurar como una realidad.

/psg