En una jornada más bien tranquila para los mercados del mundo, el dólar registró un ligero avance frente al peso chileno, cerrando así un primer trimestre sin precedentes.

La divisa estadounidense se ubicó en una punta vendedora de $ 854,7, lo que representa un aumento de $ 1,73 en relación al cierre de ayer. Con este resultado, el tipo de cambio acumuló un alza de $ 32,97 en el convulsionado marzo, mes en el que el coronavirus azotó los mercados.

Así las cosas, el dólar acumula un salto de $98,1 en el primer trimestre, la mayor alza trimestral de la historia.

Marzo fue nefasto para los merados de todo el mundo, debido a los efectos económicos del coronavirus. El cobre, principal producto de exportación del país y soporte del peso chileno, acumula una caída de 22,08% en el año, lo que supone su peor resultado trimestral desde 2011. Y el dollar index, que mide a la divisa estadounidense frente a una canasta de seis monedas, entre ellas el euro, se situó hace algunas semanas en máximos de enero de 2017.

En ese contexto, las perspectivas económicas se fueron al suelo y el mundo entró en recesión, según el Fondo Monetario Internacional. Esto obligó a a la mayoría de los gobiernos del mundo a adoptar una serie de medidas de estímulo y, a su vez, a los bancos centrales, a relajar la política monetaria.

Dichas medidas le dieron un respiro a algunas monedas, pero muchos creen que esto es momentáneo y que el tipo de cambio seguirá subiendo.

Hoy, por ejemplo, hay reunión de política monetaria del Banco Central y todo indica que habrá un nuevo recorte en la tasa de interés, lo que habitualmente se traduce en una depreciación del peso chileno.

/psg