Estamos todos en una situación de catástrofe nacional y mundial, donde muchas personas no podemos trabajar, por esta pandemia que nos tiene condenados a aislarlos en nuestro hogar para proteger la salud y no enfermarnos con el virus coronavirus que no distingue razas, situación económica ni social, y que especialmente está siendo letal en los adultos mayores.

Una forma de protegernos es mantenernos en casa, sin embargo, eso requiere además tener los recursos para las cosas básicas, como son alimentos, luz, gas, agua, pagar deudas etc etc. Sin poder trabajar y sin recursos es muy difícil mantenerse el tiempo que se requiere para no enfermar.

Dicho lo anterior, me parece que este es el momento donde los afiliados de las AFPs, pudieren recurrir a tener un “ingreso” de sus propios ahorros obligatorios y que éste fuere entregado como el ejemplo que haré a continuación:

Si un afiliado tiene en su cuenta individual de cotización obligatoria, en la AFP $ 35.000.000, sería bueno que pudiera retirar un 5%, es decir $ 1.750.000 con cargo a su ahorro obligatorio, pero que éste fuese pagado en 3 cuotas, es decir $ 583.333 mensuales, con ello pudiera tener un ingreso y afrontar estos meses complicados. Posteriormente ese dinero retirado con rentabilidad positiva se recupera rápidamente. El afiliado no se endeudó, no pidió un préstamo, no tiene que devolverlo, y le sirvió para mantener a su familia y al estado no le significó ni un solo peso.

Estas son las formas de ayudar a la clase media, tan postergada como siempre, que no reúne requisitos para bonos, o subsidios y que se ha visto afectada, porque se quedó sin trabajo, por cuarentena, porque no cuenta con ahorros y debe mantener a su familia y poder subsistir.

 

Margot Guerrero Bruner

Asesora Previsional

Corredor de Seguros

www.margotpensiones.com

/gap