La incertidumbre respecto al devenir de las ligas interrumpidas por el coronavirus permite barajar una serie de opciones. Desde la reanudación hasta definitivamente bajar la persiana.

Esto último sucede en Bélgica. La Jupiler Pro League sugirió cerrar la temporada 2019-2020 ante la propagación de la pandemia y con ello decretar como campeón al puntero, el Brujas. Además se creará un grupo de trabajo para asignar los cupos a las copas europeas, así como lo que va a pasar con la promoción y los descensos.

Esta decisión debe ser ratificada por la Asociación Belga de Fútbol, pero todo indica que se validará la sugerencia. Luego de 29 fechas disputadas, el Brujas lidera el certamen con 70 puntos, 15 más que su escolta, el Gent. El club donde alguna vez jugó Nicolás Castillo también aseguraría su clasificación a la próxima Champions. En el país la situación sanitaria es delicada: hasta el cierre de esta nota contabilizaban 15.345 casos de Covid-19 y 1.011 fallecidos.

El fútbol belga es el primero del Viejo Continente que avanza en la dirección del cierre de la temporada. Otros pueden seguir la misma receta, aunque la UEFA ha instado a las federaciones locales a tratar de cerrar los torneos nacionales. De hecho, ayer publicó una carta oficial reafirmando esta idea. En los Países Bajos se puede dar un escenario similar. Cuatro clubes de la Eredivisie (Ajax, AZ, Feyenoord y PSV) han solicitado la cancelación de la liga. Marc Overmars, exjugador y actual director deportivo del Ajax, criticó a la UEFA y a la federación por alentar la reanudación: “La Eredivisie está muerta. El primer ministro Mark Rutte no dijo porque sí que ésta es la mayor crisis desde la Segunda Guerra Mundial”, enfatizó.

A diferencia de lo que sucede en América, es en Europa donde el calendario está más apretado. De todas maneras, son varios los que tratan de armar el rompecabezas de las fechas y volver a jugar, tomando en consideración la situación sanitaria de cada país. Tanto en la Premier League como en la liga española se trabaja en buscar maneras de volver, impulsados fundamentalmente en el factor económico que significa el pago de los derechos de televisión.

Mientras tanto, en la Bundesliga alemana, más clubes están retornando a las prácticas y la liga podría reanudarse a puertas cerradas.

Ayer, en cambio, en el Congreso virtual de la Conmebol, Gianni Infantino, presidente de la FIFA, dio una señal en el sentido contrario: “El fútbol no es lo más importante, la salud es lo primero y debe seguir siendo nuestra prioridad”, expresó la principal autoridad del balompié.