Los casos de coronavirus en España se elevaron a 130.759, lo que supone un aumento diario de 6.023 contagios, según los últimos datos del Ministerio de Sanidad publicados este domingo. Un total de 12.418 personas han muerto, con un salto de 674 víctimas fatales con respecto a la víspera, la cifra más baja en los últimos nueve días. En tanto, 38.080 han sido dados de alta (3.861 más en las últimas 24 horas).

España ha registrado su mejor día en número de casos desde el pasado 23 de marzo, cuando se sumaron 4.517 contagios. El aumento diario de contagios fue de 4,8%, una cifra que marca un quinto descenso consecutivo, y confirma una importante tendencia a la baja. Entre el 20 y el 28 de marzo, el promedio superó el 15%, con un pico de 24,75.

La misma tendencia se refleja en fallecimientos diarios: son las mejores cifras desde el 26 de marzo, día en que se reportaron 655 muertes.

También bajó el porcentaje de ingresados en unidades de cuidados intensivos (UCI), que llegó a 6.861 pacientes, 329 más (un 5% superior al día anterior), mientras que las personas recuperadas aumentaron en 3.861, con lo que ya se llega a 38.080 (un 11,3 % más).

Así, se trata de una de las mejores jornadas en más de una semana para España, el segundo país con más víctimas fatales a nivel mundial, solo por detrás de Italia.

La Comunidad de Madrid sigue siendo la más afectada, con 37.584 casos, 4.941 muertos, 16.543 recuperados y 1.499 que están actualmente en cuidados intensivos. Cataluña se sitúa detrás: 26.032 positivos, 2.637 fallecimientos, 9.528 dados de alta y 2.249 en UCI.

El gobierno ha comenzado a hablar acerca de cómo abordar la siguiente fase de “desescalada” para levantar paulatinamente las restricciones sin provocar una segunda oleada de contagios en el país, el segundo con más muertes del mundo por la pandemia después de Italia. “Se trata de ser muy prudente para no desperdiciar todo el esfuerzo que ha hecho la sociedad española”, advirtió el ministro de Sanidad, Salvador Illa.

“La presión está disminuyendo”, dijo la doctora María José Sierra, del centro de emergencias sanitarias, destacando que se observa “un cierto descenso” en el número de casos hospitalizados y de los ingresados en cuidados intensivos.

En el hospital Severo Ochoa de Leganés, en la región de Madrid, la más impactada, los pacientes en urgencias habían vuelto a los niveles registrados antes del brote. “Las urgencias recuperan la normalidad después de tantos días de lucha contra el coronavirus”, señaló Jorge Rivera, responsable de comunicación de este hospital del que se habían publicados vídeos con camas acumuladas en sus pasillos.

Desde el 14 de marzo, los españoles viven confinados en sus casas, pudiendo salir únicamente para ir a trabajar si el teletrabajo no es posible o para actividades básicas como hacer la compra o pasear al perro. Además, desde el 30 de marzo hasta el 9 de abril, el gobierno decretó la paralización de toda actividad económica “no esencial”.

“Empezamos a ver la luz al final del túnel”, dijo el sábado el jefe de gobierno Pedro Sánchez en una comparecencia en la que anunció una prórroga de dos semanas del confinamiento de la población.

/psg