El tenista australiano Nick Kyrgios (40° de la ATP) dio muestras de su buena voluntad ofreciendo dejar comida a la puerta “de cualquiera que pase hambre” durante la crisis del coronavirus.

En un mensaje en las redes sociales, el tenista de Canberra expresa su solidaridad con los más necesitados.

“Si alguien no tiene trabajo, o los tiempos son difíciles y por tanto no tiene para comer, por favor que no se vaya a dormir con el estómago vacío. Que no les dé vergüenza mandarme un mensaje privado. Estaré más que complacido en compartir lo que tenga. Aunque sólo sea una caja de noodles, pan o un poco de leche. Lo dejaré delante de la puerta de tu casa”, escribió.

Tras la generosidad mostrada durante los incendios forestales del verano, cuando Kyrgios inició una campaña de recaudación de fondos que logró casi 5 millones de dólares, el excéntrico jugador usó de nuevo su perfil en las redes para llegar de nuevo a los necesitados.

Kyrgios se encuentra confinado en su casa de Canberra, donde espera el fin de la pandemia y la posibilidad de que el circuito se reanude, algo que no sucederá, por el momento hasta el final de mes.