Líderes y parlamentarios de oposición expresaron que el nuevo plan económico propuesto por el Presidente Sebastián Piñera para enfrentar la crisis provocada por el covid-19 va en la dirección correcta, aunque pidieron mayores detalles al respecto.

Tras conocer las iniciativas, el presidente del PPD, Heraldo Muñoz, manifestó que “quiero valorar el paquete económico adicional que ha anunciado el Presidente, particularmente el anuncio de un fondo de 2 mil millones de dólares para ir en ayuda de los trabajadores informales”.

“Lo que falta es el detalle, cómo se transferirán esos fondos a esas familias de los trabajadores informales. En segundo lugar, es importante el apoyo a las pymes por la vía de una línea de crédito con garantías del Estado del orden de 24 mil millones de dólares”, añadió.

A juicio de Muñoz, esa “importante” medida se canalizará a través de los bancos “y es fundamental que los bancos hagan su tarea. A mi me hubiera gustado que fuera con interés cero los créditos que se entregarán a las pymes por esta vía”.

Agregó que “es un paquete que refleja lo que le hemos propuesto los partidos de la Convergencia Progresista al ministro de Hacienda. Está en buena parte eso reflejado. Nos hubiera gustado un paquete mucho más contundente, porque la crisis que estamos enfrentando es de enorme magnitud, pero esto va en la dirección correcta”.

En la misma línea, el presidente del PR, Carlos Maldonado, sostuvo que “las medidas apuntan en la dirección correcta pues, en lo medular, su focalización es coherente con lo que hemos planteado, es decir, apoyo a las personas y las pymes, pero su cuantía total, para el periodo estimado de cobertura, es menor a lo que consideramos necesario, y seguramente será ineludible incrementar estos planes próximamente”.

“Por otra parte, el financiamiento del plan, en su parte referida al apoyo de las personas, vía reasignaciones presupuestarias, tampoco nos parece la mejor opción. Resulta ineludible y necesario para la economía, incrementar el gasto fiscal, vía uso de fondos soberanos, y/o deuda pública”, expresó.

A juicio de Maldonado, con el nuevo plan “la sensación es que el Gobierno sigue abriendo la llave gradualmente, aún lejos de la magnitud de los esfuerzos fiscales que están haciendo otros países para enfrentar esta crisis”.

“Ahora, en cuanto a lo anunciado, será importante conocer el detalle que debe informar Hacienda: qué instrumentos se utilizarán para canalizar estos recursos. Es urgente es que el apoyo llegue con mucha rapidez a las personas y a las pymes”, enfatizó.

Piden más control y detalles

En tanto, el senador del PPD, Felipe Harboe, advirtió que “el éxito de las medidas del Presidente de la República respecto de las pequeñas empresas dependerá de las condiciones de los créditos que la banca le otorgue a las pymes”.

“Acá lo que se requiere es que este fondo de garantías que establece con fondos públicos permita que la banca le entregue a lo menos seis meses de gracia a las pymes que demuestren hoy estar en una sutuación económica muy difícil”, aseguró.

En ese contexto, el parlamentario recalcó la necesidad de que “la tasa de interés no sea muy alta, considerando que hay garantías estatales al pago de esos créditos. En consecuencia, le pido al Presidente que instruya al ministro de Hacienda para que esté muy encima de cuáles son las condiciones de crédito”.

La misma opinión planteó el líder radical, quien advirtió que es importante conocer “las condiciones de esos nuevos créditos con aval del Estado para las Pymes, sus tasas de interés, para que sean efectivamente preferenciales”.

“Que esa garantía estatal no sea fuente de lucro para la banca, sino que el dinero llegue al mínimo costo a sus beneficiarios finales, tal como está llegando el financiamiento del Banco Central a la banca comercial, a tasas históricamente bajas”, añadió.

Finalmente, el vicepresidente del Senado, Rabindranath Quinteros (PS), apuntó que “todos sabemos que los próximos dos meses serán muy duros para el sector más vulnerble y medio del país y tenemos que ayudar a la población. No podemos permitir que se enfermen y terminen agobiados con la pobreza que los golpeará. Por eso es necesario que el Estado vaya en ayuda de ellos”.

En esa línea, valoró que el Gobierno “acogiera nuestra propuesta de entregar un bono permanente por tres meses a sectores independientes, como pescadores artesanales, asesoras del hogar, choferes de colectivos, microbuseros, emprendedores en geenral, que no tienen ninguna empresa formal”.

“Se destinan 2 mil millones de dólares a sectores vulnerables y trabajadores independientes, pero se necesita saber en qué consistirá ese fondo, hay que aterrizarlo, porque otro bono de 50 mil pesos no ayuda de verdad y no es suficiente”, concluyó.

/psg